Por muy independiente que pueda parecer Aries, cuando se enamora de verdad, necesita formalizar la pareja, necesita que la otra persona le aporte seguridad, y quizás lo necesite, en el fondo, mucho más que los demás signos. De verdad.

Aries es un signo que, inevitablemente se siente atraído por ese tipo de personas digamos, difíciles de llevar, las pasiones complicadas le atraen pero sólo porque son más difícil, es el reto de conseguir en el fondo que todo salga bien de algo que probablemente no pueda salir bien.

ARIES Y EL AMOR

Aries ama estar enamorado, no quiere amores tranquilos o demasiado relajados, quiere un amor que irrumpa en su vida como un huracán, que le haga sentir que está más vivo que nunca.

Para que Aries se fije en ti tienes que destacar sobre el resto de mortales, como él, se siente muy atraído por las personas con fuerte temperamento, seguras de sí mismas y que tengan cosas en común, pero a la vez, le atrae lo desconocido así que, si tienes un ritmo de vida o una aficiones distintas también querrá saber cuáles son. A Aries le tiene que gustar tu vida, para fundir la suya contigo y convertiros en uno.

Por si alguien aún no lo sabe, a Aries le encanta controlar y dominar, esa sensación de que la otra persona es la que marca las pautas de cuándo cómo y dónde es algo que no soporta, es un miedo innato a sentirse dominado por eso. Vamos a ver, evidentemente no quieren a alguien sin sangre en las venas, sumiso o esclavo pero tienes que tener muy claro que ellos tampoco lo serán, y antes que tú, siempre irá Aries.

A pesar de que Aries es la impaciencia hecha persona, cuando se trata de tomar decisiones de vida o muerte, de esas que sí puede ser grave la equivocación, tarda, y tarda mucho. Tardará su tiempo en decidir y antes de eso, se machacará mentalmente con toda clase de análisis, rozando incluso a veces la paranoia.

Aries tiene un carácter impetuoso y mandón pero cuando saben que ya tienen su papel bien marcado en la relación, empiezan a ceder un poco más, empiezan a complacer mucho más a la pareja.

Muy en el fondo, a pesar de sus aires de puedo hacerlo todo solo (que muchas veces es cierto) y no necesito a nadie para nada, Aries busca en la pareja a una persona con fuertes valores familiares, para ellos, cuando ya se han enamorado profundamente, una persona con fuerte compromiso por sacar cualquier problema adelante es fundamental. Se involucran en la vida en pareja, y mucho, pero no hay que olvidar que también necesitan su espacio y echar de menos para poder desarrollar bien la relación. Pueden llegar a ser muy celosos.

El primer signo de fuego marca claramente la diferencia entre una relación sin compromiso y una relación con compromiso, lo sabrás pero una forma de auto protegerse es no haciendo sentir a su pareja como una de sus prioridades, es decir, algo así como, “estamos juntos pero no eres imprescindible para mi”, a veces cuela, a veces no.

Una vez que están contigo a fuego necesitan una “rutina en pareja”, las cosas han cambiado ahora, a Aries no le gustará que desaparezcas de su vida y vuelvas a entrar cuando te de la gana, los cambios exagerados ya no van con él.

La fidelidad es fundamental para Aries, no podrán perdonar que su pareja (incluso ni que sus rollos) le sean infiel. Puede hacer un esfuerzo y quizás dar alguna segunda oportunidad, pero ¿el perdón? Ay amigo, eso es otra cosa…

Si algo le da miedo a Aries es el abandono, cuando ellos son abandonados no remontan fácilmente, pero cuando son ellos los que ponen fin a la relación la cosa cambia, y créeme, no les importa una mierda nada, además serán claros: la culpa es tuya.