EL LADO OSCURO DE GÉMINIS

Todos tenemos un lado malo, y tú, no vas a ser la excepción…

Géminis, tu lado oscuro es difícil en ocasiones de descubrir porque sabes llevar a cada persona a donde más te interesa, y pocos se dan cuenta de que, posiblemente, tramas algo.

Este es el lado oscuro del signo Géminis…

¿Es verdad que tienes una mente calculadora e inestable y que eso, unido a tu astucia, hace que ningún plan se te resista?

Claro que sí, no hay ninguna duda. Te encanta obtener información acerca de todo porque sabes que la información es poder y qué mejor que esté en tus manos… Cuando te sientes acorralado por alguien sólo tienes que explicarle que sabes demasiado de él, quizás hasta el punto de poder amargarle la vida y si, sonríes cuando el otro empieza a retroceder en sus actos.

En un momento de rabia o en algún enfrentamiento con alguien, las primeras palabras que salen de tu boca son acusaciones o inventos. Pero en el fondo, prefieres quedar en paz con alguien que guardar rencor y estar enfadado.

Eres capaz de ser muy venenoso e hiriente aunque lo mejor de ti, para fortuna de otros, es que se te pasa en cinco minutos debido a que tu mente se ha distraído con algo.

Tienes que estar entretenido todo el tiempo porque tu mente se nubla pensando que otros se lo pueden estar pasando mucho mejor que tú o que tienen grandes planes y no estás en la lista de invitados.

Eso es algo muy típico de los Géminis. Vives en una constante etapa de adolescencia y eso, obviamente, también recae en las decisiones que tomas. La madurez, responsabilidad de tus actos y bla bla bla no van contigo.

Pero a pesar de todo, tienes gracia, y eso gusta a los demás. En el fondo sabes que sin ti, las fiestas no tienen sentido, que los viajes son aburridos y que pones la chispa a cualquier evento.