EL LADO OSCURO DE SAGITARIO

Todos tenemos un lado malo, y tú, no vas a ser la excepción…

Por más que parezca que tus intenciones son siempre buenas, que cuando te equivocas realmente ha sido sin querer o que nos vendas que lamentas tus errores, también tienes tu lado oscuro SAGITARIO

¿Eres descarado, insolente, atrevido y te encantan las apuestas?

Sí, apostar lo que sea y con quien sea. Como signo de fuego que eres, tienes, como Aries y Leo esa pasión por ganar y llegar el primero siempre. Amas el riesgo, así que cualquier cosa que sea temeraria y violenta es bien recibida en tu vida. Sabes que muchas veces acabas estropeando todo sólo por tu impulsividad, pero has aprendido a fingir que te arrepientes, y si, el resto te cree. Así, sabes que sólo tienes que poner esa carita de gatito de Shrek y decir en voz baja: “lo siento, no fue mi intención” ¡Bingo! La gente confía y comienzas a tramar tu próxima “hazaña”.

Siempre te sales con la tuya explicando que eres un poco “torpe” haciendo algunos comentarios que realmente se pasan de crueles y que tu falta de tacto es solo porque intentas ser sincero. Pero sabemos que detrás de eso se esconde una persona que no es estúpida y que, realmente, sabe lo que hace y lo que dice.

Arriesgas demasiado, crees que nunca vas a perder, y si, aunque a veces pierdes da igual, porque un signo como tú, está perdonado. Llevas todo al límite. Todo es todo. La gente puede ponerse furiosa contigo pero ¿qué les pasa? sólo estás siendo divertido ¿o no?

Si intentan atarte o prohibirte algo, evidentemente, ni siquiera prestarás atención. Tú te confundes, tú lo arreglas. Es así.

No esperas a que nadie te pregunte para decir lo que piensas, es más a veces ni siquiera quieren tu opinión pero a ti te da exactamente lo mismo, porque la soltarás sin vergüenza.

Grandes planes, grandes banquetes, grandes fiestas… Quizás el plan de tomar una copa acaba por una borrachera a punto del coma. Si te dicen que no deberías excederte con la comida, lo primero que haces es comerte un bistec de 400 gramos con patatas fritas y extra de arroz. ¿Inconsciente? Mucho.