¿QUIÉN ES ACUARIO?

Si has nacido entre el 21 de enero y el 19 de febrero, efectivamente, eres Acuario, un signo masculino, fijo y de aire regido por Urano, ocupas el lugar nº 11 en la rueda zodiacal y estás en oposición directa con Leo. Recibes tu nombre de la constelación Aquarius (el aguador)

Eres de naturaleza extremadamente realista. Necesitas entender y comprender todo para creer, así que si no hay nadie que sepas explicártelo, lo investigarás tú sólo.

Por lo general eres tranquilo y tienes buen corazón pero te encanta desafiar y enfrentarte al sistema y a los que creen que tienen poder para hacer todo lo que les de la gana. Si la opinión pública dice que algo está bien o mal y la masa les sigue, tú no tardarás en retarlos oponiéndote a ellos. Amas ser así, siempre vas a contracorriente, cuando todos nadan en una dirección, probablemente ciegos, tú nadas hacia la otra, sabiendo que tu mente está despierta ante un mundo que parece sumiso ante la opinión del más fuerte.

Eres educado y cortés, pero a veces puedes dejar a todos muy sorprendidos con alguna reacción en el momento más inesperado y actuando o declarando algo extraordinario.

No te gusta nada que la gente se ría de ti así que, le das la vuelta a todo y, sin saber bien cómo lo haces, acabas riéndote tú de los demás.

Tu actitud y tus formas son anticonformistas y no entiendes como las personas pueden adaptarse a lo que la sociedad les brinda aguantando y sin quejarse. Jamás podrías ser como los demás.

En ocasiones pareces una persona aislada y que está en otro planeta. Cuando conversas con alguien tu mente puede estar en a millones de años luz o, por el contrario puedes estar atento a cada una de sus palabras y de sus gestos, analizando y estudiando al individuo para comprender su psicología.

Tu curiosidad es increíble, todo te parece interesante, desde la vida del frutero de tu barrio hasta la velocidad que puede alcanzar el coche más veloz. Quieres saber todo porque, a través del conocimiento, maduras mejor.

Amas la libertad y a pesar de que a veces puedas ser perverso y engreído, en tu rostro siempre aparece la palabra “nobleza” escrita.

Percibes más rápido que cualquiera las cosas, eres agudo en eso. Hay muchos signos que también son capaces de hacerlo, pero tú eres el más veloz.

La rebeldía corre por tus venas y desde pequeño sabes que hay costumbres injustas que no merecen ser olvidadas, si no que deben pagarse. Para ti, la revolución en muchas ocasiones, es orden.

Cuando un asunto te interesa indagas hasta el final. A veces puedes ser muy cortante haciendo preguntas ilimitadas mientras el otro se intimida, pero tú lo quieres saber todo. En el momento en que el otro te lo cuenta, si al final no era lo que te esperabas, te aburres e incluso te decepcionas. ¿Tanto tiempo hablando para nada? ¡Tú lo que querías era acción!

Por lo general, tienes muchos más conocidos que amigos, que puedes contarlos con los dedos de una mano. La gente te aprecia por lo habitual pero tú no siempre aprecias a todos, aunque si te muestres correcto. Es difícil que alguien llegue a tu corazón deprisa pero si alguien lo consigue, sabes que darás todo de ti.

Miras hacia el futuro siempre, y en ocasiones te olvidas del presente, de disfrutarlo como viene, por eso, tiendes a la soledad muchas de las veces. Pero a ti no te importa. Cuando pides estar sólo es porque realmente lo necesitas. No buscas que los demás vayan detrás de ti ni tienes esa necesidad de que te busquen. Tú eres el que quiere buscarse a si mismo.

Eres franco y tus opiniones son sinceras y, a pesar de que te angustie a manera de vivir de muchos, no eres de los que intentará hacerles cambiar de opinión, eres de los que piensa que cada cual debe despertar sólo, si realmente quiere hacerlo. No te gustan los enfrentamientos directo pero sí piensas que a veces son necesarios aunque no serás tú quien combatirá. No estás hecho para la lucha física.

Contigo, la gente tiene el presentimiento de estar siendo estudiada minuciosamente y sí, eres Acuario, así que examinarás hasta haberte quedado satisfecho. Llegarás al alma de cada uno de ellos.

  • Aunque te gusta estar acompañado, no necesitas a nadie para ser feliz

  • Percibes más rápido que cualquiera las cosas aunque parezca que estas en otro mundo
  • La rebeldía corre por tus venas, siempre, con todo
  • Es difícil que alguien llegue a tu corazón deprisa pero si lo consigue, darás todo
  • Tu lema siempre será el mismo, vive y deja vivir