¿QUIÉN ES ARIES?

Si has nacido entre el 21 de marzo y el 20 de abril, efectivamente, eres Aries. El primer signo del Zodíaco, un signo masculino, cardinal y de fuego regido por el planeta Marte. Estás en oposición directa con Libra y recibes tu nombre de la constelación Aries (el carnero).

¿Quién es Aries? Reconocerte no es difícil, tienes una energía incansable y eres muy amistoso, muestras confianza en los demás en seguida y casi siempre estás sonriendo. Aparentemente, no hay problemas en tu vida. Eres de esas personas que necesitan hacerse notar, lo sabes y los demás, también.

Es divertido tenerte cerca porque tus conversaciones no son aburridas y siempre estás aportando cosas nuevas al grupo.

Algo muy característico de ti es que luchas siempre ante cualquier tipo de injusticia. Es propio de cualquier Aries. Jamás te avergüenzas de expresar lo que sientes y lo que piensas. Da igual que estés frente al mayor capo de la mafia o frente al frutero de la esquina, responderás de la misma manera si algo no te parece bien. En muchas ocasiones acabas arrepintiéndote, pero tus impulsos van siempre primero en tu vida, se nota demasiado que eres un signo de fuego. Tu planeta Marte es el que se encarga de que seas así de arrebatado.

Eres el primer signo del zodiaco y representas el nacimiento, el origen, el comienzo. Un niño en cuerpo de adulto, pero al fin y al cabo un niño. Te encanta jugar con fuego, arriesgar y llevar al límite las cosas. Eres intrépido y hasta que no te quemas no aprendes las lecciones y, cuando la cicatriz ha sanado, vuelves otra vez a la carga.

Cuando quieres algo, lo quieres ya, inmediatamente, y lo buscas, y si no, lo pides, y si no, lo exiges, y si, a veces puedes ser un poco egoísta porque no te das cuenta de que otros pueden tener asuntos más importantes en su vida que complacerte en el momento de tu antojo. Pero como buen Aries que eres, tienes que intentarlo siempre.

No eres mentiroso, no porque no quieras serlo de vez en cuando, si no porque no puedes. Si te conocen un poco, sabrán que tu expresión te delata al más mínimo embuste que quieras soltar. Quizás intentes formular una mentira pequeña, y te crean, pero si empiezas a alargarte te acaban pillando siempre.

En el fondo eres delicado y vulnerable, y te afectan mucho las cosas. Cuando otras personas intentan imponerse a ti o causarte algún tipo de daño te defiendes de la única manera que sabes hacerlo, gritando y pataleando hasta que el otro cede y acaba dándose por vencido, aunque sólo sea por tener paz y tranquilidad. Te sales con la tuya montando un show siempre. Y lo sabes.

También en tu vida hay decepciones, claro que si, pero no te muestras débil ante nadie. Nunca. Prefieres no sacar tus decepciones a la luz y cuando lloras delante de alguien, es porque lo que ha pasado te ha roto el alma y no puedes aguantar más.

Te distraes con demasiada frecuencia. Pueden hablarte y de repente tu mirada se pierde en algo más interesante y te olvidas de todo lo que te estaban diciendo. No lo haces a maldad ni por ser mal educado, sólo es algo típico de ti, no hay que tenerlo en cuenta ni enfadarse por ello.

Normalmente estarás siempre en los primeros puestos de lo que decidas hacer, tu pasión por llegar el primero y ganar es lo que hace que te mantengas siempre en lo alto, aunque eres muy impaciente y a veces dejes de lado los proyectos que empiezas cuando no ves resultados rápidos.

  • Aparentemente, no hay problemas en tu vida
  • Jamás te avergüenzas de expresar lo que sientes y lo que piensas
  • Te encanta jugar con fuego, arriesgar y llevar al límite las cosas
  • En el fondo eres delicado y vulnerable, y te afectan mucho las cosas
  • Tu pasión por ganar hace que siempre llegues el primero