¿QUIÉN ES PISCIS?

Si has nacido entre el 20 de febrero y el 20 de marzo, eres Piscis, un signo femenino, mutable y de agua regido por Neptuno. Ocupas el duodécimo lugar en la rueda zodiacal, así que eres el último signo. Estás en oposición directa con Virgo y recibes tu nombre de la constelación Piscis (el pez)

Eres el último signo del zodiaco y por eso quizás, el más complejo de todos. Tu signo está representado por dos peces que nadan en direcciones opuestas. Si aplicas eso a cualquier aspecto de tu vida, ¿qué sacas en claro?. Obvio, vida caótica al cien por cien.

Eres espiritual y nadie puede negarlo. Buscas en lo místico lo que no puedes encontrar en la realidad así que, cualquier sitio esotérico, misterioso o creativo te atrae demasiado.

Parece que el futuro te despreocupa, intentas concentrarte en el presente y sacas su máximo partido, pero sin embargo el pasado te persigue con frecuencia.

No eres codicioso y cuantas más penurias ves en el mundo, más odias a la gente que desea tener todo, a los avariciosos y mezquinos. Tampoco es que el dinero no sea bienvenido a tu vida, claro que no, pero no eres de las personas que lo buscan sin cesar para hacerse ricos. La cuestión para ti no es que seas rico, si no vivir como rico, buscando alternativas para ello.

Tus modales son buenos, tienes un encanto especial y te dan un poco igual los insultos o los desafíos. No tienes tanto nervio como para encenderte a la primera aunque, eso si, también sacas a la luz tu genio cuando te han provocado demasiado y ahí, eres mordaz y sarcástico y demuestras a todos que también puedes llegar a ser dañino como el que más. Sueles estallar en un momento dado pero las aguas pronto vuelven a su cauce porque no te gusta estar molesto. Tu sensibilidad puede hacer que derrames algunas lágrimas pero te recuperarás rápido.

A veces, a pesar de que sabes que el mundo está lleno de crueldad y malicia, prefieres verlo a tu manera, auto engañando a tu cerebro para que no sufra con lo que observa. Cuando alguna situación te resulta difícil de afrontar, sueles huir lejos de ella para volver a enfrentarla con fuerza en otro momento. Cuando regresas, si las cosas no han salido como deseabas, te aferras a las falsas esperanzas y le das la espalda a otros caminos que serán probablemente, los que podrían hacerte mucho más feliz.

Tienes una intuición por encima de lo normal para ver las intenciones de los demás, y a pesar de que las sientes, sueles dar oportunidades y te empeñas en que quizás has podido equivocarte, pero casi nunca estás en lo cierto así que, haz caso a las señales que sólo tú ves. Si ya observaste algún comportamiento extraño en alguien, sigue tus instintos, que en el noventa por ciento de las veces no te fallarán. Cuando tienes la sensación de que va a suceder algo, generalmente sucede.

Tienes una memoria excelente para recordar el pasado pero a la vez eres incapaz de acordarte de dónde pusiste por última vez las llaves de casa.

La opinión de los otros puede afectarte demasiado a veces, necesitas apoyo de los demás y si alguien al que aprecias te trata mal, con crueldad o te da la espalda lo sentirás en el alma. Tu sensibilidad está siempre a flor de piel.

Al ser el último signo del zodiaco, tu personalidad está compuesta por pedacitos de todos los otros signos, es por eso por lo que es difícil entenderte. Posees rasgos marcados muy típicos del pez pero a su vez otros muchos de los otros once signos. Tienes cambios radicales de humor como Cáncer, la generosidad de Sagitario, el instinto de saber lo que otros ocultan de Escorpio o la extroversión de Leo, te mueves con la rapidez de un Géminis y puedes ser irónico y mordaz como ellos. En tus días buenos, tienes energía para hacer todo lo que se te venga a la mente, como Aries, y analizas todo lo que hay a tu alrededor como Acuario. Odias la injusticias como las odia Libra y quieres vivir en estado de paz sin conflictos y sin que te busquen y te provoquen. Aunque no eres muy constante, en ocasiones si quieres acabar lo que empezaste y conseguir avanzar en lo que te has propuesto, como Capricornio.

  • Tu vida no es estable por más que lo intentes, arriba y abajo, y vuelta a empezar
  • Sacas a la luz tu genio cuando te han provocado demasiado
  • Tienes una intuición por encima de lo normal para ver las intenciones de los demás
  • La opinión de los otros puede afectarte demasiado a veces
  • Ves el mundo de manera distinta y por eso, es complicado entenderte