11 COSAS QUE DEBES SABER SI ESTÁS SALIENDO CON UN PISCIS

Vale, ya sabemos que Piscis es un signo un poco complicado, alberga en sí mismo, al ser el último signo, un poquito de cada uno de los otros once. Tiene un millón de intereses distintos por la vida, se dispersa enseguida cuando algo no le interesa y es curioso al máximo así que, no será fácil seguir su ritmo, pero escucha, son las personitas más dulces del planeta, cuando los conoces, es imposible no amarlos, aunque sólo sea un poquito.

♥ Si tienes los pies muy en la tierra es posible que encuentres a Piscis demasiado soñador, le gusta pasar un buen tiempo en las nubes, pero si estás cansado de lo de siempre y estás listo para despegar y ver la vida desde otro ángulo muy distinto a los que estás acostumbrado, súbete a la alfombra mágica de Piscis.

♥ Piscis engaña, y es que, a pesar de ser extremadamente sensible, resultar fácilmente herido y carecer de asertividad en ocasiones, es un amante resbaladizo y a menudo muy pero que muy difícil de controlar, justo cuando consigues “atraparlo” en tus redes, encuentra una manera para nadar de nuevo fuera de tu alcance. En el fondo quiere dejarse querer pero a la vez opone un poco de resistencia ante la idea de ser atado.

♥ Es muy común que Piscis use la imaginación en muchos aspectos de su vida, pero ojo, hay que diferenciar, Piscis no inventa, simplemente modifica la realidad a su antojo, a veces es la realidad de Piscis la que mejor funciona, a veces, no. Puede parecer confuso y contradictorio, también desorganizado y caótico, es normal, tiene una lucha interna que le dura toda la vida, sobre si lo que hace está bien o no, sobre si su mundo es el correcto, sobre si deberías seguir dejándose llevar por lo que quiere o seguir lo establecido… Un caos. No te agobies cuando no sepas entenderlo del todo.

♥ El pececillo es muy adaptable emocionalmente, cuando tengas cualquier tipo de problema o preocupación será el primero en escucharte, en tenderte una mano y sobretodo en comprenderte. Empatiza extraordinariamente bien con los sentimientos de los demás, y de hecho cuando hables con Piscis sentirás que la mitad del peso lo carga él, a veces, un gran alivio para ti.

♥ Piscis es probablemente el más romántico y sentimental de todos los signos, el pez necesita siempre un fuerte elemento de fantasía en sus citas, una película de amor, de esas profundas que incluso te hagan llorar, una cena con vinito o algún detalle delicado o un paseo por la playa bajo la luna. Parecen cursiladas pero bien enfocados se quedarán en esos momentos que merecen la pena conservar.

♥ Piscis es muy intuitivo, a veces, demasiado, y créeme, confía mucho más en sus instintos que en ninguna otra cosa, al fin y al cabo, le fallan más bien poco. No te atrevas a mentirle, lo va a averiguar, es más, lo va a sentir, es difícil de explicar y suele pasarle mucho a los signos de agua, son presentimientos, quizás por la sensibilidad que tienen, pero de verdad, no juegues con el pez porque lo va a saber y a menudo cuando lo averigua ya es demasiado tarde.

♥ Las cosas como son, hay días que Piscis no se levantaría de la cama, o del sofá o del sillón, y bueno si está contigo mucho menos, que le den al mundo, le encanta tirarse en el sofá a ver una película buena, y quedarse el tiempo que haga falta sin tener que mirar el dichoso reloj pensando qué es lo que tiene que hacer después. Contigo, dejando que las horas corran, da igual lo que pase afuera. Si pudiera congelar el tiempo créeme, lo haría.

♥ Piscis te cuidará y se preocupará de ti a menudo demasiado, si te hace veinticinco preguntas en menos de tres minutos no te lo tomes a mal, simplemente quiere saber si está todo en orden: ¿Tienes las llaves? ¿Teléfono? ¿Billetera? ¿Has comido hoy? ¿Qué quieres pare cenar? etc, etc. No puede evitarlo, le gusta cuidar a los que quiere.

♥ Aunque pueda parecer una persona dependiente por su actitud, Piscis no está interesado en la negatividad de los demás, y si tiene que alejarse de ti por eso, lo hará sin más preámbulo. Odia las relaciones tóxicas aunque muy frecuentemente se ve involucrado en ellas, no entiende cómo la gente puede aguantar los dramas aunque después es el primero que lo aguanta. La cuestión es que, cuando pone fin de verdad, se alejará, y será para no volver. Si se quedó una vez fue porque te quería demasiado.

♥ Piscis es su propio enemigo, y el peor de todos. La mente de Piscis es en ocasiones inestable, caótica, irrefrenable. Cuando algo se le ha metido en la cabeza le da vueltas y vueltas, no puede parar ese pensamiento que le está oprimiendo, ahogando… Es tan intuitivo que muchas veces tiene miedo de lo que piensa, de lo que se le pasa por la cabeza, de que al final sea verdad todo…

♥ El pez es un partidazo, pero si te decidiste por conquistarlo y por querer estar a su lado procura medir tus palabras antes de hablar, no hagas daño gratuitamente, cualquier tipo de “violencia” machaca a Piscis, y mucho, muchísimo, desde indirectas hirientes, hasta ironías y sarcasmos fuera de lugar. Tiene mucho aguante sí, y probablemente esté ahí para dejarte pasar más de una, pero cuidado, porque cuando justo te crees que lo tienes atado y que puedes hacer con él lo que quieras, se escapa…