3 MITOS Y 3 VERDADES DE ARIES

Tal vez, hay veces que nos dejamos llevar por esos mitos que van diciendo por ahí de los signos del Zodiaco. Es más fácil creernos lo que nos dicen los demás, antes que pararnos a conocer a Aries en profundidad y ver si eso es verdad o simplemente es un falso mito. Pero, también hay verdades “universales” sobre Aries. Aquí van tres mitos y tres verdades del signo Aries:

MITO 1: Los Aries son groseros y maleducados.

Eso es totalmente mentira. Es cierto que por lo general los Aries son personas un poco rebeldes que les gusta ir a su bola y no miran por nadie más. Pero eso no les convierte en alguien maleducado. Sí, es cierto también que hay veces que sobrepasan los límites y pueden llegar a ser demasiado honestos, pero eso no les hace ser una persona grosera.

A Aries se le tacha de grosero y de maleducado por ser demasiado directo y por no tener pelos en la lengua. Pero es que es así por naturaleza, Aries jamás va a endulzar una verdad para hacerla menos dolorosa. Aries siempre va a dejar las cosas como son y a quién no le guste, ahí tiene la puerta.

VERDAD 1: Los Aries siempre son honestos.

Y si conoces a un Aries, lo sabrás desde el primer momento. Probablemente Aries sea uno de los signos más honestos del Zodiaco. Y su honestidad llega hasta tal punto que se crean mitos como el anterior. No le preguntes a un Aries su opinión si todavía no estás preparado para escuchar la verdad más dolorosa. No quiere hacer daño a nadie, pero tampoco quiere que la gente a la que ama viva con una mentira para toda la vida. Aries no es así y jamás será una persona que va hablando a las espaldas de nadie. Ser honesto es algo que le hace a Aries ser único y ser mucho más valorado por los demás.

MITO 2: Se preocupa más por llegar y por ser el primero que por los sentimientos de los demás.

Hay algo que no se puede negar y es que Aries es muy competitivo, a veces lo es demasiado. Llega a obsesionarse tanto con ser el primero en todo que se olvida de todo lo demás, pero eso no significa que tenga la intención de herir los sentimientos de nadie. Aries quiere ser el mejor y llegar al número uno, pero no va a ir pisando a los demás para ponerse el primero.

Trabajará, luchará y si hace falta, ni dormirá, pero Aries no tiene maldad para tratar mal y dejar mal a la gente que le importa. Sabe perfectamente que todos tenemos nuestros defectos y nuestras virtudes y que no somos perfectos. Que quizás lo que a ti se te dé bien, a Aries se le da fatal y viceversa

VERDAD 2: Aries tiene muy poca paciencia y muy poco aguante.

Eso es totalmente cierto. Aries es una persona muy impulsiva y con una naturaleza muy impredecible. No es una persona que esté las 24 horas del día enfadado, pero si es una persona que se “enfada” con bastante facilidad. Aries tiene muy poco aguante y como vea algo que no le gusta o que le molesta, va a saltar enseguida.

Tiene la mecha muy corta y con una mínima chispa la bomba puede llegar a estallar.

Basta con jugar un poquito con su paciencia, para ponerle de los nervios y ver a la furia y al enfadado en persona. Esa impaciencia también tiene sus cosas buenas, como por ejemplo que cuando Aries quiere algo, lo quiere YA de YA.

MITO 3: Aries no tiene autocontrol.

Como hemos dicho antes, Aries es una persona impaciente y muy impulsiva y eso hace creer a los demás que es una persona con muy poco autocontrol. Pero eso no es cierto. Aries tiene autocontrol cuando es necesario tenerlo. Su determinación, su coraje, su confianza y su fuerza le hace ser una persona con las ideas claras y con mucho autocontrol. Aries no es de esas personas que se quejan de cualquier cosa, Aries es de los que se ponen a intentar cambiar aquello que no les gusta.

VERDAD 3: Siempre está inspirando y ayudando a los demás.

Aries es esa persona que con una sonrisa es capaz de transmitirte un montón de cosas. Por lo general, Aries es alguien optimista y que siempre se fija en el lado bueno de todo lo que le rodea. A pesar de tener problemas como todo el mundo, Aries siempre hace todo lo posible para quedarse con lo bueno y con lo que le aporta energía positiva. Y se encarga también de transmitir esta filosofía de vida a los demás.

Siempre está intentando ayudar a los demás a ver lo bueno y lo mejor de su vida. Ama tanto la energía positiva que, si ve que alguien a su alrededor está siendo negativo, le enseñará la manera y la forma de ser mucho más positivo y optimista.

2019-04-12T17:30:43+00:00