No todo es tan bueno como te imaginabas, Leo. Nunca vas a llegar a ser tan perfecto como siempre quieres ser. Y tienes que empezar a asumirlo… Es hora de aceptar que tienes muchos problemas en tu vida cotidiana por culpa de ese carácter y por culpa de ser Leo. Ya está bien de hablar solo de lo bueno, ahora toca sacar a la luz tu lado más oscuro, ese lado que te hace ser alguien malvado. Vamos a hablar de las razones por las que eres el peor signo del Zodiaco:

1. Uno de tus mayores problemas es tu ego, Leo, es la imagen que tienes de ti mismo. Te ves como alguien que es mejor que los demás.

Es tu ego el que a veces te hace parecer una persona creída, que solo mira en sí mismo y que se olvida de los demás. Eres ese tipo de persona que se cree que siempre lleva la razón, pase lo que pase, sin tener pruebas de ello. Joder, Leo, hay veces que te crees que eres el rey del mundo y que todo tiene que girar entorno a ti, pero no es así. Es obvio, eres una persona que irradia una energía súper positiva y una buena vibra increíble, pero no hay que pasarse. Deberías aprender a ser mucho más humilde y a asumir la realidad tal y como es. Hay veces que eres un poco odioso y lo sabes…

2. Tratar contigo es muy difícil, Leo. Eres una persona muy autoritaria y mandona, hasta tal punto que a veces puedes llegar a ser muy arrogante.

Siempre tienes que ser tú quien lleve el control y eres bastante inflexible. No solo con los demás, si no también contigo mismo. No te permites fallar por nada del mundo, pase lo que pase tienes que hacer las cosas bien. E igual para con los demás, no vas a dejar que nadie intente llevarte la contraria o intente hacerte cambiar de opinión.

Tienes los ideales bien claritos y no los cambiarás por nada del mundo. Y lo peor de todo, es que quieres que todo el mundo piense igual que tú, actúe igual que tú y que te sigan el rollo. Eres muy mandón, Leo, y deberías dejar de serlo. No te das cuenta, pero a mucha gente les resulta muy difícil entenderte por eso mismo…

3. Amas el drama, pero ese drama que es peligroso. No tienes ningún problema en sacar toda la mierda a la luz.

Eres de esos que, de cualquier problema, armará el mayor escándalo de su vida. Eres muy exagerado, Leo, y eres capaz de ver drama hasta donde no lo hay. Te aburres, creas un drama. No tienes nada que hacer, creas un drama. Te apetece discutir, creas un drama. Así eres, te crees que tienes el poder de cualquier cosa. Y a veces, no te das cuenta, pero puedes llegar a ser demasiado cruel con los demás. No tienes nada de tacto, dices las cosas tal cual te salen de dentro, sin ni siquiera pensar si le van a hacer daño a los demás. Leo, te hace falta un poquito de autocontrol y un poco más de paciencia…

Te puede interesar: 8 Secretos de la personalidad de Leo

4. Te cuesta muchísimo reconocer tus errores y asumir que has hecho las cosas mal. Crees que un Leo jamás comete errores.

Pero es hora de cambiar el chip, querido Leo. Es hora de abrir tu mente y empezar a aceptar que no eres perfecto y que muchas veces la cagas. Normalmente, eres esa persona que se equivoca y no acepta que los demás se lo recuerden, no aceptas que los demás quieran quitarte la razón. Y aunque sepas que lo has hecho mal y que te has equivocado, harás lo que sea para defenderte. Aunque sepas que está mal, sacarás uñas y dientes para demostrar a los demás que tienes la razón. Leo, tienes que empezar a ser mucho más flexible… Errar es de humanos y sentimos decirte que por mucho que no quieras, tú también eres humano.

5. Eres muy competitivo y te crees que por ser Leo ya tienes derecho a ser el primero en todo.

No quieres que nadie te quite el puesto. Odias quedar en segundo lugar y odias ser el segundo plato. Harás lo que sea para defender tu puesto, para defender lo que es tuyo. Reconócelo, Leo, hay veces que no tienes piedad ninguna porque tu orgullo siempre va por delante de ti. Pero, Leo, baja de la nube de una vez y acepta la realidad. Que se te meta en la cabeza que llegar el primero no siempre significa haber ganado…