No todo es tan bueno como te imaginabas, Virgo. Nunca vas a llegar a ser tan perfecto como siempre quieres ser. Y tienes que empezar a asumirlo… Es hora de aceptar que tienes muchos problemas en tu vida cotidiana por culpa de ese carácter y por culpa de ser Virgo. Ya está bien de hablar solo de lo bueno, ahora toca sacar a la luz tu lado más oscuro, ese lado que te hace ser alguien malvado. Vamos a hablar de las razones por las que eres el peor signo del Zodiaco:

1. Hasta tú mismo sabes que eres un obsesionado de la perfección. Virgo, llegas hasta tal punto que eres un perfeccionista profesional.

Las cosas deben de hacerse a tu manera para que salgan bien. Todo debe de estar perfectamente colocado y en su sitio. No toleras que nadie toque lo que es tuyo o que alguien tome decisiones que te afectan sin consultarte previamente. Eres un maniático del orden, de la limpieza y de dejar las cosas bien hechas. Que no hay nada malo en ser así, pero es que tú llegas a algunos extremos en los que es bastante peligroso y obsesivo. Relájate, Virgo, no te presiones tanto por querer hacer las cosas siempre perfectas…

2. Eres demasiado distante y extrovertido, hasta tal punto que por mucho tiempo que pase, la gente nunca llega a conocerte del todo.

Por mucho que confíes en los demás, nunca llegarás a ser tú mismo. No quieres darle ese poder a los demás para que luego lo usen en tu contra. Se necesita de mucho tiempo y de mucho esfuerzo para llegar al final de tu corazón y aún así, nada asegura que vayan a llegar del todo. Conocerte no es difícil, lo realmente difícil es profundizar tu amistad. La gente puede contarte sus secretos más grandes que tú no vas a traicionarles nunca. Pero tú, no vas a contar tus secretos a nadie, por mucho que confíes en esa persona. Tu corazón está muy bien escondido y a veces por esto mismo, Virgo, es muy difícil entenderte y empatizar contigo… Deberías abrirte un poco más, aunque solo sea un poquito.

3. Te fijas mucho en la primera impresión. Para ti, lo que una persona te transmite en un primer momento, dice mucho.

Si ya desde un principio alguien no te transmite confianza, es muy difícil que vayas a confiar en ella en un principio. Ojo, no quiere decir que seas superficial, a ti la imagen te da igual, lo que realmente te aporta es la vibra que transmiten las personas. Y Virgo, tienes que saber que las apariencias engañan la mayoría de las veces. Puedes conocer a una persona malísima y que te transmita una buena imagen y tú aún así te dejarías llevar por esa buena imagen. Y no, Virgo, hay que empezar a conocer a fondo a una persona antes de juzgarla. No solo por el bien de los demás, si no por el tuyo propio.

4. Siempre te pones en los demás, siempre estás pensando mal. Virgo, no te das cuenta, pero es muy difícil tratar contigo por eso mismo.

Eres demasiado negativo y por eso resulta muy pesado hablar contigo. Siempre estás pensando en lo peor de lo peor, siempre crees que las cosas van a salir mal. Eres muy oscuro e incluso demasiado intenso a veces. Y encima, como apenas eres cabezota… Si crees que algo va a salir mal, por mucho que te digan, por mucho que intenten convencerte de que no va a ser así, tú seguirás obsesionado con que las cosas van a salir mal. Hay que empezar a quitarse esas ideas tan oscuras de la mente porque es justo eso lo que te hacen ser el peor signo del Zodiaco.

5. Eres tan criticón que llegas a ser bastante insoportable. Sí, Virgo, lo sentimos si te molesta, pero ya era hora de decirlo.

No puedes callarte, no puedes no expresar tu opinión por un momento. No te das cuenta, pero hay veces que haces daño con tus palabras. Muchas veces van cargadas de veneno muy peligroso y duele, Virgo, duele. Tú piensas que solamente estás dando tu opinión, pero hay a personas a las que puede sentarles muy mal. Que sí, que está bien ser tan sincero y que mejor expresarlo tu opinión antes que mentir. Pero hay formas y formas de decir las cosas. Deberías cuidar un poco tus palabras y empezar a ser menos directo si no quieres seguir siendo el peor de los peores.