Si conoces a cualquier mujer Libra, habrás descubierto que es alguien muy especial. Tanto que incluso hay veces que es un poco contradictoria. Ni siquiera ella es capaz de entender lo que sucede en su mente, pero aún así, mucha gente daría lo que fuera por tenerla en su vida. Ella puede ser muy contradictoria al mismo tiempo. Puede ser la persona más fría del planeta y a la vez tener un corazón dispuesto a ser amado. Puede ser simple pero a la vez completa. Puede ser fuerte y a la vez muy sensible. Vamos a ver cuáles son las 7 contradicciones que hacen especial a la mujer Libra:

  1. Ella es equilibrada pero a la vez puede ser bastante impulsiva

A la mujer Libra es una persona a la que le gusta tener las cosas planificadas. Invierte mucho tiempo en su vida para tenerlo todo bajo control. No solo en su trabajo o en su vida profesional, sino también en su día a día, con sus emociones y sus pensamientos. Pero muchas veces, actúa según se siente en el momento. Ella misma es capaz de romper con todos sus planes.

  1. Ella puede ser muy pacífica y a la vez la persona más guerrera que conozcas

Y es que la mujer Libra aunque intente mantener la paz y la calma en todo momento, también tiene su carácter… ¡Y mucho cuidado con ese carácter! De buenas será la mejor, no hay duda de ello, pero en cuanto ve que algo no se está haciendo bien, saca sus garras y se pone a pelear por ello. Muchas veces, puede parecer tranquila por fuera y en realidad por dentro está deseando gritar y rugir bien fuerte. Y al contrario, por fuera parecer súper intensa y por dentro estar modo zen total.

  1. Ella puede ser súper sociable y a la vez muy independiente

A Libra no hay nada que le guste más que rodearse de gente. Es fan absoluto de compartir su tiempo con las personas a las que quiere. La verdad, es que no se imagina su vida ella sola por el mundo. Pero luego, a la vez, es una persona que necesita muchísimo tiempo para ella sola. Cuando pasa mucho tiempo con los demás, después necesita silencio absoluto para volver a conectar consigo misma. Puede que un día quiera hacer todos los planes del mundo y al día siguiente no quiera saber nada de nadie.

  1. Ella puede ser muy apasionada y expresiva y a la vez distante y cerrada

A la mujer Libra muchas veces la han criticado por ser demasiado borde o cerrada con sus sentimientos. Lucha muchísimo por proteger sus emociones y por eso, cuida mucho la manera en la que las expresa. Ella es una persona capaz de compartir su vida y sus sentimientos con un desconocido, pero luego es incapaz de hablar sobre ello con su familia o sus amigos. Si, aunque parezca increíble, es así. Es muy difícil entender a la mujer Libra pero quizás por eso es tan especial.

  1. Ella quiere pasar desapercibida y a la vez llamar la atención

A ella no le gusta llamar la atención demasiado. A ella le cuesta mucho arriesgar a la hora de vestir o se expresar sus ideas. Prefiere que la gente no la mire o no la juzgue. Pero luego, hay algo dentro de ella que la pide a gritos que sea ella misma y que intente conseguir la mirada de todo el mundo. Quizás ella sea una persona que físicamente intente pasar desapercibida, pero luego, al abrir la boca, exponer sus ideas y expresarse, todo el mundo se la quede mirando. Aunque por fuera aparente ser alguien normal, por dentro sus ideas son increíbles. Ella llama la atención por su forma de expresarse y su manera de ver las cosas.

  1. Ella es fría pero a la vez MUY intensa

Cuando hablas con una mujer Libra, te sientes a gusto. Te transmite una paz que nadie más es capaz de transmitirte. Transmite una vibra diferente, una vibra que tranquiliza y te da muchísima paz. Pero a la vez, puede llegar a ser muy intimidante. Con sus palabras, puede calmarte, pero luego la miras a los ojos y sientes como si dentro hubiera un huracán a punto de arrollarte.

  1. A ella le cuesta muchísimo decidir qué hacer pero en el fondo, sabe perfectamente lo que quiere hacer

Ella es conocida por ser súper indecisa y tardar mil años en elegir qué hacer. Le gusta tomarse su tiempo para pensar y también necesita escuchar la opinión de los demás para poder aclarar sus ideas. Es la típica que busca muchísimas opciones cuando no está segura de algo. Pero en el fondo, ella sabe perfectamente lo que quiere hacer. Sabe que hay algo que le ha llamado la atención desde el principio. Tardará en lanzarse a por ello, pero desde el principio siempre lo ha sabido.