ACUARIO Y LAS RUPTURAS AMOROSAS

Acuario sabe sobrellevar las rupturas y los desamores de telenovela bastante bien, la verdad.

No arma escándalos, ni monta escenitas en público. No te grita ni te deja en vergüenza delante de los demás. Se calla, caza todas y cada una de tus palabras y las procesa con detenimiento. Es obvio, que esto no quiere decir que NO esté muerto de dolor por dentro. Acuario no tiene un corazón de hielo. No creáis en las leyendas urbanas que se dicen por ahí. Sufre mucho más de lo que aparenta y llora más de lo que dice. Pero no a ojos de los demás. Lo hace en la estricta intimidad, cuando nadie le ve, cuando solo está su corazón y su mente como testigos. Porque Acuario, no quiere que sepas que en el fondo, puede ser débil. Que su corazón es frágil, y que le duele. Y mucho. No quiere que te alimentes de tu maldad cuando veas que sufre, por eso saca a la luz su temida coraza, y hace como si nada.

No esperes ver a Acuario en un mar de lágrimas, castigándose a si mismo por haber perdido tiempo de su vida con una persona que en el fondo no se merece ni sus buenos días. Seguramente, elija la opción de ser feliz de nuevo. De reinventarse. De superarse día tras día. Porque Acuario no va a dejar que este contratiempo consiga hacerle perder la cabeza. No va a permitir que su vida se desmorone por culpa de alguien. Mejor solo/a, que mal acompañado/a. Sin ningún tipo de problema.