ARIES HORÓSCOPO 2018

Te encantan los desafíos Aries, y ahora llega un desafío grande, 2018 será definitivamente el año en el cambiarán muchas cosas.

Te estás transformando emocionalmente, quieres aprender a controlar esa rabia que llevas acumulando tanto tiempo atrás, quieres aprender a controlar tus emociones y saber enfocarlas bien. Lo tienes claro, tu potencial es enorme Aries, increíblemente fuerte pero a veces, por desgracia, te has ido hacia donde no debías. Los celos y la paranoia van a acabar, porque, al final, quien peor lo pasas por todo eres tú. Vas a vivir en el presente, pero también vas a mirar de reojo a tu pasado. Y no para quedarte en él por mucho tiempo, si no porque tienes más que claro que debes mejorar, que debes hacer las cosas mejor de lo que hasta ahora se han dado. No tengas miedo en sumergirte en lo más profundo Aries, no tengas miedo de enfrentarte con cosas que no quieres o que creías que tenías más que olvidadas.

Es un gran año para sacar la basura, para limpiar la mierda, para tirar y deshacerte de todo eso que en el fondo sabes que ya no vale, que te roba tiempo de tu vida, que te roba alegría y felicidad. Examina los rincones de tu vida Aries, examina lo que has hecho mal, analiza las decisiones que tomaste, las erróneas, las válidas, las que te sirvieron para algo de verdad. Vas a autorrealizarte por fin, y todo lo que trabajes día a día para mejorar te será recompensado al final. Y antes de lo que esperas, antes de lo que imaginas.

A lo largo del 2018 vas a aprender muchas lecciones, cada semana, cada mes, son lecciones que te harán abrir los ojos, lecciones que dolerán pero que sabrás al final que eran más que necesarias para progresar y para caminar hacia delante. Quizás retengas tus emociones más de la cuenta, sobretodo en el amor. Y está bien que lo hagas Aries, al menos hasta que tengas la seguridad de quien es la persona que tienes enfrente de ti. No hay que darlo todo en poco tiempo. Ya no quieres ser así. Ahora vas a dar pequeñas dosis de ti, paso a paso, poco a poco, hasta que al fin, sepas que todo merece la pena.

Si tenías un objetivo a largo plazo lo mejor es que vayas a por él, pero si te encuentras de repente modificando ese objetivo no te lamentes ni pienses que nada sale como quieres. En realidad es algo que no es para ti. Y sí, en 2018 nada va a atarte si no quieres que así sea, ni un amor, ni un trabajo y ni siquiera unos objetivos.

Desde hace unos años, Urano estaba en tu primera casa, y eso significa que desde 2011 tu vida precisamente no había sido un camino de rosas, los tsunamis emocionales habían estado a la orden del día, y los desordenes mentales también. Te habías planteado una y mil veces qué debías hacer con tu vida, cual era tu misión y, si no encontrabas una respuesta rápida te hundías más y más… Las cosas cambian en este 2018, Urano se traslada de constelación y eso significa que llega innovación a tu vida Aries, y sobretodo también rebelión. Te haces más fuerte, te haces más grande, y te haces imparable.

A mediados de año bajan tus niveles de energía drásticamente pero no veas algo así como un error o como un fallo.

Odias desacelerar Aries pero también es necesario tomarse un respiro y un descanso de vez en cuando así que, cuando esto suceda, aprovecha y tómate unas merecidas vacaciones. Arma el plan. Y recuerda que a en esta temporada lo mejor que puedes hacer es relajarte, rejuvenecer un poco y no hacer nada. Ese será tu parón este año, para como siempre, volver con más fuerza.

Este año es tuyo, no del resto así que, dar prioridad al amor está bien, pero dártela a ti primero estará mucho mejor. No lo olvides. Feliz 2018.