Eres el corazón más emocional del Zodiaco, Cáncer. Siempre actúas y te guías por lo que te dice tu corazón y tus emociones. Es cierto que esto a veces puede jugar un poco en tu contra porque te convierte en una persona que se enamora con muchísima facilidad, pero es cuando encuentras el verdadero amor cuando todo empieza a cambiar.

Estás gobernado por la Luna, Cáncer, y eso hace que seas alguien muy misterioso y a la vez un mar de sentimientos en constante cambio, que van y vienen. Eres muy sensible e intuitivo y todo esto te convierte en uno de los signos más difíciles de conocer. Por lo general, Cáncer, no te sientes cómodo cuando alguien intenta conocerte. Pero cuando te enamoras, te sorprendes incluso a ti mismo.

Lo único que deseas es que esa persona quiera saber más de ti, que esa persona se atreva a bucear en tus emociones, en tus sentimientos y en tus cambios de humor.

No quieres nada más que unirte a esa persona y estar siempre a su lado. Dejas todos tus miedos atrás y te abres para enseñarle el universo que hay dentro de ti. Cuando te enamoras de verdad de alguien, Cáncer, te conviertes en una persona vulnerable, pero a la vez una persona fuerte que no tiene miedo a sacar su lado oscuro a la luz.

Pero, Cáncer, eres tan amable, tan generoso, tan bueno con todo el mundo que es posible que te hayan roto el corazón más de una vez. La gente juega con tu confianza como quién juega con un juguete. Pero sabes que te estás enamorad de verdad cuando no tienes miedo a darle toda tu confianza a alguien y cuando sientes que puedes volver a confiar en esa persona. Cuando te encuentras en una relación sana, abandonas todas tus dudas, tus miedos y tus inseguridades. Puedes llegar a cambiar muchísimo cuando te enamoras, Cáncer, pero siempre para bien…

Estás acostumbrado a ocuparte de las necesidades de los demás, que te olvidas de las tuyas propias. Incluso, Cáncer, no dejas que nadie se haga cargo de tus necesidades, prefieres que sea la otra persona la que esté feliz. Pero una vez que entregas tu corazón a una persona, comienzas a dejarte amar. Es cierto que tú lo único que quieres es hacer feliz a tu pareja, pero por una vez, empiezas a dejar que alguien te cuide y que vaya más allá para hacerte completamente feliz.

Cuando te enamoras, descubres lo que es tener a alguien que hace cosas por ti y eso te hace sentir bien tanto contigo mismo como con la relación. Por una vez, Cáncer, empiezas a tener fe en los demás y empiezas a confiar en que alguien va a darte todo lo que necesitas, alguien va a darte todo lo que tú das por él/ella…