ASÍ ES COMO CÁNCER TE DEJA MARCHAR

Cuando una relación de amor se acaba con Cáncer y debe dejarte ir, lo hará siempre mirando por el espejo retrovisor. Si Cáncer ha dado ya el paso y ha decidido que lo mejor es dejar atrás a esa persona e irse, o simplemente la relación ha llegado a su fin y ya no hay nada más que hacer, Cáncer se marcha y sufrirá mucho la pérdida.

Cáncer es una persona muy sentimental, no le duele el simple hecho de la ruptura, si no que sufre por todo aquello que ha vivido con esa persona tan especial y que ya no va a poder a volver a vivir jamás. A Cáncer le duele echar de menos, le duele pensar todo aquello que se va a perder por no seguir junto a esa persona que tanto quiso. Cáncer llorará, mucho y en cualquier ocasión. Es su única forma de desahogarse.

En cuanto su corazón siente más de lo normal, Cáncer ya derrama lágrimas. Porque es así y no puede evitarlo.

Aunque haya sido Cáncer quién te haya dejado ir, no pienses que se va a olvidar de ti fácilmente o que ya no le importas. Siempre va a tener un ojo puesto en el espejo retrovisor. Cáncer va a estar ahí observando, sin que te des cuenta, todo aquello que haces. Cáncer te va a dejar sí, pero sigues clavado en su corazón. Puede parecer que Cáncer no quiere saber ya nada de ti, o eso parece, porque en realidad no es así. Cáncer necesita saber todo lo que haces y cómo estas rehaciendo tu vida. Para Cáncer es muy difícil olvidar rápidamente a esa persona con la que tantos momentos compartió, y aunque te haya dejado ir, aún le sigues importando. Pero sabe que lo mejor en este momento es finalizar la relación. Aún así, va a estar pendiente de todo lo que hagas, pero siempre en silencio.