CAPRICORNIO EN UN ATAQUE DE NERVIOS

Cuando entras en un estado de nervios máximos, Capricornio, te vuelves más silencioso que nunca. Aunque por lo general sueles ser una persona más extrovertida que introvertida, cuando se trata de un momento así, prefieres guardarte todo lo que pasa dentro de ti. En tu mente están sucediendo un montón de cosas, pero en tu exterior todo sigue igual que antes. Es como si llevarás una doble vida, una vida que sucede en tu mente en paralelo a la realidad. Jamás contarás lo que te pasa porque crees que tú solo/a vas a ser capaz de solucionarlo. Por muy mal que estés por dentro, tu vida sigue igual que antes. En el trabajo sigues igual y tu familia y tus amigos siguen viéndote igual que siempre. Cuando estás así, tratas de evitar llamar la atención para que no se den cuenta de que te pasa algo.

Para ti, Capricornio, es muy difícil pedir ayuda a gente… Eres un poco orgulloso/a y crees que vas a poder salir de esta sin ayuda de nadie, pero si sigues así va a ser más difícil de lo que ya es.

Intenta pedir ayuda, aunque sea a la persona que más confíes. Cuéntale lo que te pasa y deja que te aconseje y que te dé su opinión. No te va a venir mal escuchar consejos de los demás. Intenta ir sacando poco a poco todo lo que tienes dentro, aunque no sea fácil al final lo agradecerás. Necesitas desahogarte de una forma o de otra, ya sea hablar con alguien, llorar, salir a correr o simplemente olvidarte de ese problema. Sea como sea, hazlo antes de que empiece a pasarte factura de verdad. No olvides de que tu bienestar también es importante y que el silencio no siempre es la mejor opción…

2018-07-03T09:18:34+00:00