Dicen que no se compromete, que para entrar a su corazón se necesita un esfuerzo tras otro y muchas veces ni eso es suficiente. Es el hombre Acuario, el que hipnotiza por su forma rara de ver la vida, el que te invita a romper con las reglas, que tiene sed de aventura y te sacude el alma al calor de la noche. Es más que un polvo, es quien tiene el don de sumergirse en lo más profundo de tu ser, te vuelves nada entre sus manos y ahí es cuando tu corazón se siente en peligro, porque no tienes la seguridad de recibir lo mismo a cambio. ¿Cómo amar a un hombre Acuario sin fallar en el intento? Es sinónimo de entregarte a un amor confuso, insensato, pero el que será capaz de hacerte vibrar hasta el último poro. Es ese loco extraño que se gana la confianza de tu alma y cuando menos piensas lo único que quieres es estar entre sus brazos: 

1.- Abraza la aventura 

Si quieres ir al ritmo de Acuario, lo primero que tienes que hacer es romper con tus miedos, enamorarte de todo aquello en contra de lo convencional. No es el hombre que está esperando hacer lo que el resto, es el que probablemente te llame a las 3 de la mañana para mostrarte su lado favorito en la ciudad bajo la luz de las estrellas. Para él las caricias son más que el roce piel con piel. Es quien te acaricia cuando te comparte lo que hay en su mente, sus miedos más profundos y probablemente lo que lo hace llorar. 

2.- Sorpresas por aquí y por allá 

No esperes que Acuario te demuestre emoción fácilmente, pero, aunque no lo diga no deja pasar los detalles, más que lo material, valora el tiempo que la persona invierte pensando cómo hacerlo sentir bien y demostrarle lo que siente por él. No tiene que ser la mejor sorpresa del mundo, basta una salida que rompa con la rutina, algún viaje, un recuerdo o simplemente consentirlo con su comida favorita. Son gestos que guarda en el corazón. 

3.- Muchas noches locas 

Acuario se pierde cuando los cuerpos y las almas deciden convertirse en uno solo. Dicen que es el signo insaciable, el que siempre tiene sed de su pareja, el que se sumerge en un beso y se pierde en las caricias. Siempre tiene ganas de ti y se esfuerza en ser el mejor en todo lo que hace. Tal vez no sea el más romántico del mundo, pero cuando se entrega invita a la pasión y te regala noches inolvidables. 

4.- Ama los retos 

Un hombre tan inteligente, tan distante emocionalmente, tan distraído, se aburre fácilmente. Digamos que tiene un cazador en su interior, hay una parte de él que siempre quiere más, todo aquello que sea capaz de romper con la rutina. Ama cuando encuentra a una mujer capaz de tomar la iniciativa, que simplemente hace lo que le apetece a su corazón y deja de lado las miradas. Le encanta sentir que lo dominan, sabe que tiene el carácter para lidiar con una mujer así.  

5.- Cuidado con su sensibilidad 

No creas todo lo que dicen, Acuario no es inmune a las emociones, aunque es un experto a la hora de disimular, pero tiene su corazón y también puede llegar a ser arrebatado. Hay momentos en los que no quiere saber nada de nadie, momentos en los que los recuerdos inundan su mente y se siente más inseguro que nunca. Pero también está la otra parte, la que se vuelve un niño y sólo quiere que alguien tenga la bondad de escucharlo sin miedo a ser juzgado. 

6.- Honestidad por delante 

Si quieres empezar una relación con Acuario poniendo la mentira por delante, ya empezaste con el pie izquierdo, porque es un signo que se da cuenta de todo y tarde o temprano terminará descubriendo. Quiere un lazo genuino, en el que no haya necesidad de usar ningún tipo de filtro, quiere enamorarse de la persona que realmente eres y no de alguien que construiste en tu mente. 

7.- Gánate su sonrisa 

No hay más, en el momento que seas capaz de robarte una sonrisa tras otra de Acuario, ya estás del otro lado. Es una conexión que va más allá de su cuerpo, es su alma a la que te entregas y alteras. Su sentido del humor es algo que guardan como un tesoro, no tengas miedo a mostrar tu esencia, a dejarte llevar hasta que el brillo se le note en la mirada. Si te atreves a simplemente ser, se dará cuenta que lo que sientes por él es muy real y te empezará a ver con otros ojos. Vale la pena entregarle el corazón, no te dejes llevar por lo que diga el resto, porque una vez que te ama ya no hay marcha atrás.