Las cosas como son, a veces también te apetece ser malo. Quizás por venganza o porque tienes que darle una lección a alguien, pero a todo el mundo le sale esa vena peligrosa en alguna ocasión… Esa malicia puede salir en el momento más obvio o en el momento en que menos lo esperabas, puede salir en un momento de rabia o en el momento en el que pareces más tranquilo. Evidentemente algo se estaba cociendo en tu interior… ¿Cómo de peligroso es tu signo del Zodiaco?

ARIES

Quizás tu signo sea uno de los más peligrosos del Zodiaco, Aries, y ¿por qué? Pues porque actúas el 99% de las veces sin pensar. Cuando estás encendido te da igual todo, puedes llevarte a quien sea por delante. Gritarás, patalearás, llorarás, despotricarás de quien haga falta, insultarás, sacarás de golpe toda la mierda que llevas aguantando y que no dijiste y te quedarás tranquilo después. Cuando hayas sacado todo, cuando no te queden ni lágrimas, ni fuerza para pegar otra patada a la pared o a cualquier objeto que se cruce en tu camino. En el momento en el que pierdes los papeles no piensas en el daño que puedes causar, ni siquiera te paras a pensarlo. No lo premeditas ni tienes esa sangre fría mala. Para nada, tú lo escupes y fuera, sin sensibilidad alguna. El problema es cuando reaccionas, probablemente te hagas tú más daño con lo que hiciste que la persona que lo recibió. Aunque parezca mentira…

TAURO

Eres peligroso, sí, pero se te ve venir, Tauro. De hecho, han tenido que tocarte mucho las narices para sacar tu lado más peligroso. No estallas a la mínima de cambio. Tú eres de acumular y guardártelo todo para ti hasta que ya no puedes más. Una vez que tu paciencia se acaba, no tienes freno. Una vez que se ha traspasado la línea, la han cagado. Eres muy cabezota y no te detienes cuando empiezas algo. Es muy típico verte pasar de cero a furia total en cuestión de segundos. Y eso es muy peligroso… Llegados a ese punto, eres incapaz de ceder. No vas a pasar ni una y seguramente seas capaz de irte para no volver. No te importa perder a alguien por mandarle a la mierda después de lo que te ha hecho.

GÉMINIS

Géminis, puedes llegar a ser muy muy peligroso porque sabes jugar muy bien tus cartas. Si no te hacen daño, vas a tu rollo, con tu gente, sin meterse con nadie, sin crear malos rollos ni mal ambiente. Pero el problema es cuando te hacen enfadar. Ahí entra ese Géminis maquiavélico que muchos conocen y ese Géminis no es para nada agradable. No montarás ningún lío, no te enfurecerás como un loco para quedar como alguien fuera de sí que no sabe controlarse… Nada de eso. Eres peligroso por tu boca, por tu don de la palabra, porque puedes inventar algo para joderle la vida a cualquiera. Géminis, no eres malo de normal, pero si te encuentran, te buscan.

CÁNCER

Cáncer, eres de esos signos que parece que no has roto un plato en su vida y sin embargo puedes volverte una auténtica fiera si te hacen daño… Eres peligroso sí, pero eres peligroso porque no olvidas, y eso, cuando se trata de hacer daño puede durar mucho tiempo… Cáncer, te encabronas deprisa, pero el verdadero peligro es cuando no lo haces, cuando empiezas a acumular, a dejar pasar y de repente un día te rompes. Si te hacen daño, tarde o temprano lo cobrarás. Te cuesta mucho olvidar y te retuerces de rabia cuando recuerdas situaciones que te hirieron en su día. Piensas en la venganza y sacas miles de maneras para dañar al otro. Quizás al final no hagas nada, o sí. O quizás simplemente esperes que la vida te ponga la situación perfecta para dar el escarmiento del siglo.

LEO

Leo, eres peligroso porque tienes mucho orgullo, muchísimo, y cuando estás herido, puedes llegar a ser muy agresivo. No tienes filtro. Puedes soltar las mayores barbaridades por tu boca, puedes echar en cara todo aquello que te prometieron que harían y no han hecho. Puedes llorar y reír casi al mismo tiempo… Y lo peor, puedes tomar decisiones equivocadas, sólo por joder a quien te ha hecho daño. Por eso eres peligroso. Porque en esos momentos no piensas que tienes algo que perder y vas a por todas, sin temor a hacer lo que sea cuando estás fuera de control. Eso es lo verdaderamente peligroso de ti, que te da igual todo lo que pase, que probablemente te sientas tan decepcionado que no te pares a pensar por tu bien.

VIRGO

Virgo, puedes ser peligroso, pero no más que otros signos del Zodiaco. Tienes demasiada paciencia para aguantar estupideces y tardas en explotar. Pero a ti no se te ve venir. Puedes estar cocinando a fuego lento por dentro alguna venganza, puedes estar tramando algún plan y, sin embargo, sonreír por fuera. Tienes paciencia porque sabes que la venganza buena se saborea siempre en plato frío. Y si has llegado a ese extremo es porque ha habido daño de por medio, quizás no mucho, pero sí el suficiente. A veces no hay que esperar a que pase algo grave, a que el daño sea irreversible. Si sientes que tienes que tomar medidas drásticas y peligrosas, las tomarás. Y lo peligroso está en que no se te olvida, hasta que no ejecute tu plan, tendrás algo pendiente.

LIBRA

Eres peligroso, Libra, claro que sí, pero cuando sientes que traicionan tu confianza o a alguien que te importa. Por lo general, eres pacífico. Deberías dar lecciones de saber estar a los demás.  Pero también puedes enloquecerte, enfurecerte y volverte el más malo de todos. Siempre vas de frente, Libra, y si algo te sienta mal lo dirás al momento. Suene bien o suene mal, con buenas o con malas palabras. Pero no te quedarás con ello dentro. No quieres hacerlo porque sabes que después todo se acumula. Te vuelves peligroso cuando juegan contigo. Si todos saben que eres alguien pacífico que siempre va de frente, ¿por qué no actúan así contigo? Lo odias, odias la hipocresía, la falsedad, la gente que habla por detrás, y aunque a veces quieras pasar de todo eso, no puedes. Plantas cara a quien sea y te metes en problemas por no saber callar a tiempo, pero es lo que hay. Eres peligroso por la boca porque eres sincero de corazón.

ESCORPIO

Sin duda, eres uno de los signos más peligrosos del Zodiaco. Como mínimo estás en el top 3. Tu peligrosidad radica en tu mente. Piensas y piensas hasta la saciedad, no puedes pasar de las cosas como si nada. Sabes perfectamente cuando hay comentarios malintencionados, sabes cuando hay algo escondido, sabes cuando te quieren hacer daño. Después le das vueltas a eso y empiezas a pensar en cómo darle su merecido. Contigo, nadie se mete y quién te la lía, la pagará antes o después. Pueden pasar meses, años… Nada se te olvida. Y le darás a esa persona de su misma medicina. Si puede ser un poquito más, mejor. Tienes que cobrarte intereses. Hay que tener cuidado contigo porque eres peligroso.

SAGITARIO

Eres peligroso, pero en un momento dado, con una persona dada y en una situación puntual. Además, eres un signo que se altera mucho pero que después no tiene esa maldad para hacer daño a diestro y siniestro. Nada de eso. Eres peligroso porque no mides las consecuencias de tus actos en el momento. Estallas y te llevas por delante a cualquiera. Pero tienes que estallar de verdad. Hay veces que gritas pero no estás enfadado. Es solo parte de tu personalidad. Eres cuando llevas mucho aguantado y has repetido las cosas mil veces. Ahí será cuando te vueltas loco y pierdas los papeles. Hay que recordar que eres un signo de fuego, que no mides tus acciones, ni tus palabras, ni el nivel de daño que puedes hacer. Sin querer o queriendo harás mucho, y si te siguen picando, seguirás soltando veneno por la boca hasta que paren.

CAPRICORNIO

Capricornio, puedes ser muy peligroso. No perdonas, no olvidas y a veces sigues recordando el daño una y otra vez. Primero para no volver a tomar malas decisiones, segundo porque eres un poco autodestructivo, las cosas como son. Capricornio, sólo serás peligroso por un motivo: cuando re traicionan. Por lo demás, puedes aguantar casi cualquier cosa antes de volverte loco. Pero cuando se te traiciona, puedes llegar a ser cruel y despiadado. Pero lo mejor es que siempre lo adviertes antes. Si son desleales contigo, eres capaz de tramar el plan más cabrón para que te lo pague y no habrá fin. No te lo pensarás dos veces. Tienes que darles de su propia medicina para que aprendan, y sobretodo, para quedarte en paz consigo mismo. El problema es que muchas veces no te quedas en paz si no que te quedas peor aún… Pero el impulso de vengarte no puedes reprimirlo siempre…

ACUARIO

Acuario, puedes ser peligroso, pero tiene que haber pasado mucho para llegar a perder los papeles. Siempre tratarás de alejarte del dolor, de las malas personas, de la mala vibra antes de que te consuman. Por eso, casi nunca estás metido en líos. Pero también tienes tus límites y si te empujan todo el tiempo acabarás cayendo. Y si caes, que se preparen… Acuario, tienes una sensibilidad increíble así que, cuando te vuelves peligroso todo el mundo sabe que te han insistido para que al final pierdas los nervios. A pesar de todo, siempre tratarás de medir tus palabras para no hacer daño gratuitamente. Tratarás de decir todo con tacto para que nadie se sienta mal. Y de eso se aprovecha el resto. Pero todo tiene un límite y si lo sobrepasan, los tratarás como se merecen.

PISCIS

Piscis, eres peligroso porque cuando explotas, puedes llegar a hacer mucho daño. Parte de ello inconscientemente, pero otra gran parte de forma consciente. No buscas molestar a nadie, para nada, pero tienes una manía horrible de acercarte a lo que no te conviene. A pesar de que no quieras enfrentamientos con nadie, los enfrentamientos te llegan solos. Puedes perder los papeles rápidamente cuando te sientes acorralado y cuando los pierdes, puedes llegar a ser muy cruel. Puedes lanzar dardos envenenados en forma de palabras que se le clavan a uno hasta lo más profundo. Y tu peligro podrá ser duradero, porque el daño que sufriste primero también fue durante un largo tiempo hasta que al final explotaste. Tu problema es que, aunque creas que te está volviendo loco, seguirás metido en esa burbuja de locura. No te apartarás de lo que te hace ser peligroso hasta que no te des cuenta realmente del daño que te hace. Y puede tardar mucho…