Las discusiones suelen ser dolorosas y molestas, porque a pesar de todo, nosotros no estamos siempre preparados para el conflicto. Podemos intentar evitarlos, pero al final, siempre nos daremos cuenta de que de vez en cuando es necesario discutir. Discutir con Escorpio es muy pero que muy peligroso. No es de esos signos que se andan con tonterías o con indirectas, no… Si buscas a Escorpio, le encontrarás en su pura esencia. No es de los que pierde el tiempo para discutir tonterías, es de los que va directos al problema.

Escorpio no hace pereza cuando se trata en discutir con cualquiera, no tiene pelos en la lengua y mucho menos cuando se ve afectado.

Puede tener sus inseguridades y sus miedos, pero a la hora de discutir, eso queda atrás. En esos momentos saca a la luz su lado más guerrero, más seguro, más inteligente.

Hay que tener muchísimo cuidado a la hora de discutir con él/ella porque cualquier palabra que digas puede ser usada en tu contra. Escorpio tiene experiencia y sabe lo que hacer para dejarte sin palabras y sin argumentos. Y mientras está discutiendo contigo, en su mente está ideando un plan de venganza que llevará a cabo si las cosas no acaban con a él/ella le gustaría. No es que esté siempre a la defensiva y preparado para discutir, simplemente está protegiéndose de la maldad de los demás.

Discutir con Escorpio no es plato de buen gusto para nadie. Sus miradas duelen y sus palabras matan…

Y sí, el escorpión también tiene su lado cabezota y SIEMPRE tiene que llevar la razón. Y si no la lleva, hará lo que esté en su mano para manipularte y para convencerte de que tus ideas son incorrectas. La mente de Escorpio tiene ideas muy pero que muy rebuscadas. Ideas que sacará a la luz en la discusión para dejarte K.O. No te dejes engañar porque hay veces que parece totalmente inofensivo, pero no lo es… Escorpio podrá ser todo lo bueno que quiera cuando se lo propone. Pero si se propone discutir y ser malo, será el peor de todos.