¿CÓMO SABER SI LE GUSTAS A CAPRICORNIO?

Más fácil de lo que imaginas. ¿Y sabes por qué? Porque Capricornio es un signo tranquilo, misterioso y poco dado a las manifestaciones extrovertidas y a partir de ahí, todos los cambios que notes en su habitual modo de proceder te estarán indicando algo. Sin olvidar que si en su naturaleza está el ser cerrado, cuando le gusta alguien, sería absurdo pensar que se va a convertir en un campanilla andante. Pero hay muchas señales que podrás analizar, y como suponemos que te interesa descubrirlas, anota bien cada una de ellas. ¡Y felicítate por cada pista que te encuentres!


Lo primero que debes saber es que tu Capricornio no improvisa. A diferencia de otros signos más movidos y espontáneos, la cabra traza una estrategia cuando pone el ojo en alguien. Si le descubres, no te pierdas en conjeturas. ¡Hay tema seguro!

Por ejemplo, si te pregunta mucho sobre ti, con tanta curiosidad que te llama la atención y hasta te incomoda, antes de desconfiar piensa en esto. Cuando a Capricornio le gusta alguien, lo que en cualquier persona normal sería preguntar algún dato, en este signo se convierte en un listado de varios folios. Y te preguntará a ti, a tus amigos, a tu familia y hasta a tu gato, si lo tienes. Estás en su agenda y te está investigando. ¡Ole por ti!

También debes saber que Capricornio es alguien con unos hábitos muy estrictos. Fíjate entonces en las veces que se salga del guión. Y si es para estar cerca de ti, encontrarse contigo, aparecer donde menos te los esperas o dejar de hacer algo que normalmente hace, es que ha decidido que mereces la pena. Una vez a tu lado, hay otras señales que evidencian que le gustas. La primera es que cambia tu talante más serio por una sonrisa cuando está cerca de ti. Y si son varias sonrisas, incluso cierta alegría y mucha receptividad a todo lo que cuentes, anótate varios puntos porque tu marcador sube. Y es que la extrema simpatía en los Capricornio cuando están en periodo de conquista es algo muy delatador. Igual que si lo notas más dulce de lo normal o que está de acuerdo contigo en lo que habláis, que recuerda detalles que tienen que ver contigo, que busca excusas para acercarse a ti o que toma nota de algunas que has comentado que te gustan. El hermético Capricornio se está quitando algunas corazas, incluido ponerse nervioso ante tu presencia. ¡Y lo está haciendo por ti!

No olvides, sin embargo, que existe una explicación lógica a todo su proceder. Quiere conseguirte y sabe que estando pendiente de ti y ofreciéndote lo que te gusta acorta distancias. Todo está bien planeado, no creas. Pero ojo, sigue teniendo el mismo mérito que si lo hiciera todo igual pero sin tener un objetivo o dejándose llevar. Con Capricornio no se hace nada a lo loco, que lo sepas.

Es más, fíjate si sabe lo que quiere que hay pocas cosas que le echan para atrás. Ni siquiera saber que tienes a más personas bailándote el agua. Ni aún así. Será por su terquedad o porque le gusta tener lo que quiere, pero le dará igual todo, estás en su mente, y de ahí no se sale tan fácilmente.

Al lado de todas estas señales tan estimulantes, hay una que puede que te desconcierte y te despiste. Y es cuando deja de hablarte, de buscarte, de darte la razón, de sonreírte… Pero no te preocupes. Todo eso sigue formando parte de su plan de conquista. Lo que pasa es que tu Capricornio también tiene sus momentos de inseguridad. Y aunque se mueve y es decidido, a veces recula si nota que el terreno no es tan seguro como creía.

Llegados a este punto, ya te habrás dado cuenta del valor que tiene gustarle a un Capricornio. Actúan con cabeza y todo lo que hacen cuando les gusta alguien forma parte de un plan. Si tu eres ese “plan”, disfruta el premio, eso sí, sin dejar de darle pruebas de que mereces la pena y de que vas a estar a la altura del trabajo que ha emprendido para conquistarte.