Fácil no es. Géminis es un signo muy sociable y a veces resulta complicado saber si le gustas cuando parece que le gusta media humanidad, tal y como anda siempre de encantador con todo el mundo. También su naturaleza juguetona puede que influya para darte una de cal y otra de arena. Le gusta el juego y le gusta esconder lo que siente, lo que no quiere decir que no lo sienta. ¡Ten paciencia y ganas de jugar y todo irá sobre ruedas!

Para empezar, tendrás que saber que Géminis es muy activo, siempre tiene mil planes y le gusta estar en todos. Y lo consigue de alguna manera. Nunca le falta gente y propone y dispone con todos. Así que si quieres saber si le gustas, debes prestar mucha atención al papel que juegas tú en esa vida social: fíjate si antes de saber si van a estar otras personas en esa fiesta o en ese plan del fin de semana, tiene interés en saber si vas a estar TÚ. Y fíjate también si en general cuenta contigo para sus planes, a ser posible para todos ellos. En ambos casos, vas muy bien. Estáte siempre dispuesto a seguirle en todo lo que te proponga e intenta no decirle que no a nada salvo causa mayor. Tras su interés espera receptividad, y si no es así porque quizás quieras hacerte el/la interesante, puede que se vuelva más frío y menos demostrativo.

Conforme vayas estando cerca de tu Géminis, saca tu radar para ir descubriendo otras muchas señales que te indiquen que vas por buen camino. Géminis es un signo muy abierto con todos y a veces cuesta ver en su comportamiento que eres tú quien de verdad le gusta. Porque sonríe a todo el mundo, porque es alegre por naturaleza, porque siempre mira a los ojos… Pero si te fijas bien, verás que contigo habla pero también coquetea; se mueve entre todos los amigos y conocidos pero siempre acaba sentándose a tu lado; te hace preguntas más personales que a otros; y a ti te aguanta más la mirada y parece como si quiera hablarte con ella.

El tema va bien con estos inicios ¿verdad? Sobre todo con el que indica que quiere conocerte. Y cuando Géminis se detiene para conocer a alguien, ese alguien no es cualquiera. Si eres tú, y te pregunta y te escucha, te habla y se alarga, no tiene prisa y no demuestra ningún tipo de aburrimiento, la cosa promete. El signo rey en cuanto a la conversación va a utilizar las palabras para saber de ti y sobre todo para que le conozcas a él. Cuando esto suceda, tienes que poner de tu parte para captar toda su atención. ¿Y sabes cuál es la mejor manera? Haciendo que tu conversación le seduzca tanto que casi prefiera escucharte a contarte sus cosas.

Saca tu lista de anécdotas, comentarios y opiniones y verás cómo tu Géminis irá dejando colgadas otras conversaciones para centrarse sólo en la tuya. Seguro que verle tan pendiente hará que te vengas arriba y te animes a seguir haciéndolo así de bien. Eso si, nunca hables más de la cuenta y escúchale, porque Géminis siempre tiene mucho y bueno que contar. Pregúntale, interésate y disfruta viendo cómo la estrella de todas las reuniones se queda a tu lado.

¡Ah! tampoco creas que a Géminis le encanta hablar de cualquier tema. Bueno, si le encanta, pero lo que le seduce de verdad es cuando la cosa se pone profunda, cuando se siente cómodo hablando de lo que siente y cuando el nivel intelectual es alto. Su inteligencia busca gente inteligente, con conversación y que sepa escuchar.

El siguiente paso es que se abra a decirte lo que siente y ahí es donde deber tener cuidado. Porque cuando Géminis se arranque a decirte que le gustas, se lanzará de tal manera que hasta puede que te asustes. Has pasado a comerte las uñas pensando en si le gustas, y ¡sí! le gustas, pero no pensabas que tanto, y la intensidad emocional de Géminis por fin llega, y lo notas. Y es todo verdad, Géminis lo siente pero ese niño pequeño que tiene dentro magnifica la expresión de sus sentimientos, aunque también los hace inconsistentes y volátiles. Será en vuestro camino juntos cuando tú deberás mantenerle a tu lado y darle todo lo que quiera. Abrázale, escúchale, síguele en sus planes, haz que se ría… ¡y haz que se calle sólo porque quieres que te bese!