Ningún problema. Tendrás tantas señales de que le gustas a Leo como cuando hay un incendio: hay llamas, hay humo, hay ruido… todo bien evidente. Si es por señales, te van a sobrar. Leo es expresivo y además le gusta impresionar. Todo eso quiere decir que tendrás mil pruebas de lo que siente y además con nota. Nada de sutiles detallitos de esos a los que tenemos que darles veinte vueltas para acabar siempre viendo más de lo que hay realmente. No. Con Leo tendrás detallazos. Maravillosos todos. Haciendo evidente el interés que siente por ti. Y con cada uno de ellos te hará sentir la persona más feliz del mundo. Con esa sensación que te da saber que te han elegido a TI. Con esas sensaciones que van entre que no te lo crees, en que te gustaría gritar de felicidad y en que rezas por dentro: que dure, que dure, que dure…

A su alrededor, con ese interés que tiene Leo en darle mucha repercusión a todo lo que hace, también serás noticia. Y no sólo lo sabrán, sino que los detalles que Leo tendrá contigo, a cual mejor, despertarán muchas envidias entre amigos y conocidos. Envidia sana, pero envidia.

Y es que la forma en que Leo deja notar su interés son esos detalles románticos y universales que todos esperamos que tengan con nosotros alguna una vez y con los que soñamos continuamente para que se hagan realidad: flores, regalos de todo tipo, dedicatorias con canciones o poesías, declaración de intenciones en las redes sociales, sorpresas preparadas con la ayuda de tus amigos o los suyos… muchos detalles, grandes y pequeños, originales y cariñosos… Y parecerá demasiado cursi pero será como un sueño del que no querrás despertar…

A todo eso ya le puedes añadir algo más. Si hay algo por lo que se reconozca bien a un Leo es por su generosidad. Así que gran parte de esos detalles y muestras de interés habrán costado su buen dinerito. Y eso da mucho gusto, ¿verdad? No nos engañemos, ni seamos hipócritas. Un buen regalo que ha costado sus billetes, es de agradecer. Si además está elegido pensando en ti, te acabarás por comer a tu Leo, en vez de tu Leo a ti, pero a besos…

En fin, suerte que tienes porque a Leo todo le parecerá poco para demostrarte lo que siente. Y se supone que eso es lo que queremos todos, ¿o no? Estarás encantado/a de saber que eres el protagonista de sus sentimientos, de sus deseos, de sus planes, de sus sueños… Leo es el perfecto enamorado y pocas personas se quejan cuando Leo las está conquistando. Sus muestras son evidentes, exageradas a veces, pero cuando alguien nos gusta, queremos atención, y Leo sabe hacerlo y que lo notes bien, tú y todo el que viva en tu mismo barrio. También sabrás de su interés si te pones a tontear con alguien y lo ve. Y lo que te demuestre entonces no será tan excitante. Leo es celoso y posesivo y no le gusta que nadie se acerque a su “presa”, sobre todo cuando está en la fase inicial, la más insegura para todos los signos en general.

Así que ya lo sabes. Cuando a Leo le gusta alguien va a por todas, se rinde a esa atracción y la persona elegida se convierte en alguien a quien adorar. Y lo hace con nota de sobresaliente. Preocúpate tú, si no lo tienes claro, de salir corriendo, porque como Leo te eche el ojo y se dirija hacia ti, no tendrás nada que hacer. Y si eres capaz de resistirte a este aluvión de detalles cuéntanoslo, porque habrá que publicarlo con grandes titulares por inaudito.