No será tarea fácil, pero al final, a todos se nos nota algo. Claro que hay signos que lo ponen un poquito más complicado, como es el caso de Piscis. Sobre todo porque siendo Piscis tan emocional y romántico, uno se espera un derroche de señales pero no siempre es así. Piscis se toma su tiempo y además siempre es amable con todo el mundo. Si le gustas tendrás su atención y disponibilidad, pero quizás también la misma que tiene con todos. Quizás un poco más. Así que tendrás que estar muy pendiente, claro. Si su cercanía te llama la atención o te la hacen notar algunos amigos, podrías estar en el camino. Pero no te relajes por ahí porque a lo mejor no aciertas.

Sigue observando. Y prepárate a ser observado porque Piscis estará pendiente de tus movimientos, aunque no lo parezca. Cuando te hable, busca señales, como las que ofrece a través de su mirada. Si le gustas, buscará tus ojos y querrá transmitirte lo que siente a través de los suyos. Fíjate en cómo su mirada se centra en ti, es intensa y soñadora, prueba de que le gusta lo que está imaginando hacer contigo.

Igualmente, si estando juntos no se centra en mirarte, e incluso notas que se evade, empieza a mover ficha para captar su atención. Es necesario llevarle de nuevo a tu terrero porque como se aleje mucho… malo.

Llegados a este punto es necesario que sepas que Piscis es tímido y le cuesta expresar lo que siente. Las pequeñas señales sutiles no te van a aclarar todo lo que quieres saber. En algún momento vas a tener que tomar tú la iniciativa, pero sólo como punto de partida para darle seguridad y que responda a ella. Debido a su temor al rechazo tiene que encontrar respuestas por tu parte que le den a entender que tú si estás seguro/a. Que eres alguien con seguridad, fuerte, y que contigo va a poder relajarse y disfrutar. Y que el mismo se de cuenta de que tiene que expresar más, que es lo tú quieres.

Conforme se vaya sintiendo más seguro, irás notando como se implica cada vez más. Y ahí llega el Piscis enamoradizo, el que estará deseando darte muestras de lo que siente. Aunque estas muestras no serán tanto cara a cara y sí por otras vías. En sus mensajes de whatsapp te dirá más que en persona; en sus detalles se verá mucho de sus intenciones; en sus regalos encontrarás un significado especial de lo que siente… Cara a cara, será cuando te haga partícipe de su mundo, de su universo particular, a veces lleno de utopías, y es ahí cuando puedes pensar que ha empezado a apostar por ti. Demostrarle lo que te gusta todo lo que recibes por su parte y halagarle en consecuencia hará que suba su autoestima y se vaya lanzando cada vez más.

El Piscis más cariñoso suele llegar pronto. Y tanto da como espera recibir. Le pierden los mimos y no tiene problema en darlos, aunque le gusta más recibirlos. Conforme te vaya dando cada vez más muestras, vas a tener que luchar con dos barreras importantes: saber si sus muestras de atracción, cariño y atención son reales y no se ha “enamorado del amor”, y entender que va a haber retiradas por su parte, y que no te debes desanimar por ello. No tires la toalla, por favor. Piscis necesita asimilar lo que le está pasando y cuando se aleja es para protegerse. Por las muchas veces que se ha entregado a lo bestia y no le ha salido bien. Tu Piscis, cuando se abandona a lo que siente, empieza a imaginar y a fantasear y se pierde en ello. Pero sigue estando ahí y tienes que atraerle de nuevo hacia ti.

Ahora es cuando va a necesitar de ti, que le ofrezcas realidad y le traigas al suelo contigo. Dale el espacio que necesite para que se reafirme en que le gustas de verdad, que todo es real y no producto de su imaginación. Si cambia de humor o parece deprimido, es por la turbulencia de sus emociones. No te alejes, no le des celos y se le ves serio es por el cansancio de no haber dormido. Quizás pensando en ti. Aprovéchate de su sensibilidad pero para demostrarle que contigo puede estar tranquilo.

Poniendo los dos de vuestra parte, habrá historia. Eso es seguro. Y cada día que pase, te animará ver lo bien que lo has hecho siendo tan compresivo/a con tu Piscis. Te sentirás muy bien por su talante romántico y cariñoso. Por su risa y por su facilidad para ser feliz cuando se le corresponde. Por lo feliz que te podrá hacer cuando le dejes que haga realidad sus sueños contigo.