No es lo que vemos, es lo que imaginamos. La mente es tan poderosa que invita a nuestras inseguridades y nos hace sentir inferiores en todo. Sin embargo, no siempre somos capaces de expresarlo, nos cuesta aceptar que los celos se hacen presentes. Aunque, hay ciertos comportamientos que lo dicen todo. ¿Cómo saber si un signo se muere de celos aunque no lo diga? Las emociones pueden esconderse, al menos eso intentamos, pero llega un punto en el que somos muy obvios. Cuando sentimos que podemos perder algo nos volvemos otros, pero nuestro signo del zodiaco nos delata. 

Aries 

Tienes una habilidad para fingir que todo está en calma que hasta tú mismo te la terminas creyendo. Sin embargo, cuando algo te mueve tan profundamente, tus emociones te delatan y pasas de la serenidad a una inestabilidad que asusta. Es tu miedo el que te gobierna y es prácticamente imposible que puedas tapar el sol con un dedo. Te vuelves más cortante, no tienes ánimo de seguir la conversación y mucho menos de salir a divertirte. Además, quieres saber en dónde está tu pareja. Tal vez no lo digas, pero por dentro estás que te quemas. Tu temperamento se activa con cualquier detalle y termina en tremenda discusión. Son tus celos desesperados. 

Tauro 

Como dicen por ahí, por las buenas es bueno, pero… por las malas mucho cuidado. Tauro hace lo que esté en sus manos para darle espacio a su pareja, nunca ha sido el tipo de persona aprensiva, le gusta que ambos se esfuercen en cumplir sus sueños y que no dejen su individualidad de lado. Es un signo muy paciente, se preocupa por el bienestar de quien ama y por lo mismo no cruza la línea. Sin embargo, cuando empieza a notar actitudes fuera de lugar, enciende el botón de alerta. Tauro no es para nada tonto y si tu intención es verle la cara, estás con la persona equivocada. Por más que intente ocultarlo, cuando está celoso se le olvida su parte cariñosa, no va a ser dulce con alguien que lo traiciona. Si está distante es porque ya encontró algo y rara vez se equivoca. 

Géminis 

La ironía de la vida, Géminis puede ser la persona más temeraria a la hora de decirte algo de frente, no lo piensa mucho y tampoco le interesa tener la aprobación de la mayoría de la gente, le da igual, lo importante es no guardarse lo que siente. Sin embargo, cuando se trata de celos la cosa cambia. Ahí su parte introvertida lucha con todos esos pensamientos que evitan que confíe en alguien. No se va a enojar, pero va a sentir  tristeza, le pasa todo lo contrario, de ser el alma de la fiesta se convierte en sombra. Calla los celos, incluso cuando su pareja le pregunta. Si Géminis deja de brillar como antes es porque se está apagando poco a poco. Tal vez no lo diga, pero está viviendo un duelo interno y cuando menos lo pienses se va a marchar. 

Cáncer

Una muy mala combinación. Es muy claro que los celos y Cáncer no se llevan nada bien. Es un signo tan emocional que agregarle una raya más al tigre podría ser sinónimo de que en cualquier momento la bomba estalle. Si tienes una relación con Cáncer es para que la respetes, le dediques tiempo y se esfuercen en hacer cosas juntos para que todo funcione. Le da mucha pereza tener que lidiar con alguien que no se compromete y que no entiende el término de exclusividad. No está para compartir amores con nadie. En el momento puede tragarse los celos, porque no está seguro del todo. Sin embargo, con la primera prueba es más que suficiente para volverse distante. Está confundido, quiere saber si vale la pena seguir a tu lado y sólo está probando qué tan interesado estás de que funcione. 

Leo 

Te lo digo sinceramente, si Leo está celoso es mejor que ni le muevas, porque de plano te puedes encontrar con su peor cara. Se le notan los celos, su lado impulsivo y explosivo hablan por sí solos. Es muy demandante en las relaciones, cuando empieza a sentir que algo extraño sucede no quita el dedo del renglón. No sólo es sumamente inteligente a la hora de atar cabos, también escucha a su intuición. Rara vez te armará una escena sin las pruebas suficientes, si te enfrenta es porque ya sabe lo que está pasando. No esperes que te trate con la misma felicidad de siempre, ahí se olvida de su parte amorosa, lo que quiere es saber toda la verdad y no va a quedarse de brazos cruzados fingiendo que no pasa nada, cuando por dentro está ardiendo. Hazte un favor y vete de su vida antes de que lo traiciones, porque si lo haces te vas a arrepentir. 

Virgo 

Es muy complicado para Virgo gestionar sus emociones, siempre trata de tener todo bajo control y cuando una pieza termina en el lugar incorrecto su ansiedad hace de las suyas. Por lo mismo intenta no meterse con gente desleal. Es un signo muy ocupado, al que no le molesta la soltería, si está contigo es porque realmente le agradas, pero eso no significa que va a tolerar que le vean la cara. Cuando está celoso hace lo que sea por ocultarlo, no quiere darle el gusto al otro de verlo derrotado. Sin embargo, se vuelve más distraído, se la pasa pensando en cómo solucionar la situación y ya no es tan atento como siempre. Está analizando de manera minuciosa porque no quiere equivocarse, si te reclama es porque ya sabe la verdad. Así que, no pierdas el tiempo en querer ocultarlo, ni hagas que Virgo lo pierda. 

Libra 

Hay una parte de Libra que le impide gritar a los cuatro vientos cuando está ardiendo en celos. Quiere guardar las apariencias y no sentir que las cosas se le salen de las manos. Si a eso le agregamos que es experto en encontrarle algo bueno a todos, la cosa se pone peor. Es un signo tan empático que no logra ver las banderas rojas rápidamente. Sin embargo, su intuición nunca lo deja solo, hace lo que sea por averiguar esa sensación de malestar en la relación. Lo malo es que sus inseguridades le pueden hacer creer que es su culpa, que hay algo malo en su manera de amar y por eso no lo respetan. Libra, tiene dos lados cuando está celoso, puede que intente ser más atento y dulce para recuperar a su pareja. O bien, te termina pagando con la misma moneda. Tú sabes cuál prefieres. 

Escorpio  

¿Quieres saber si Escorpio está celoso? No hay mucha ciencia, le da igual recibir mil miradas, si en el instante lo haces sentir mal por ningún motivo esperes que se quede callado. Sus reacciones se notan, pero eso no quiere decir que sea de los que montan tremenda escena sólo porque sí. En el momento que tú minimizas sus emociones, no le das su lugar y además, tienes el descaro de reír en su cara, ahí vas a conocer su lado firme y enojado. Escorpio, no está para ser el plato de segunda mesa, no quiere vivir con la preocupación de que su pareja pueda terminar en otros brazos cuando menos lo piense. Al principio, se va a enfadar y te dirá las cosas sin pelos en la lengua. Pero después se calma y pone la relación en una balanza, hay gente que no vale la pena y es mejor soltar. 

Sagitario 

Hay algo que Sagitario detesta con toda el alma, es nada menos que sentirse inseguro por el amor de su pareja. Es una persona a la que le cuesta dar el paso hacia el compromiso, así que cuando lo hace lo que menos quiere es lidiar con amores a medias. No es sano estar en una relación en la que la angustia sea algo de todos los días. Cuando Sagitario está celoso se le nota en cada poro, no le pone la misma emoción a las cosas y le encuentra el lado malo a todo. Las bromas desaparecen y empieza a hacer planes solo, mucho más que antes. De alguna manera, te está diciendo que no se siente respetado y no quiere pasar tiempo con alguien que no valora su compañía. Por fortuna, para su pareja es un signo que huye de la tragedia, así que no va a perder el tiempo en discutir y menos frente a la gente. Pero, cuidado porque si se marcha ya no vuelve. 

Capricornio 

La verdad es que una de las cosas que más le cuestan a Capricornio es aceptar que siente celos. Su lado lógico le hace pensar que es una tontería invertir tiempo en algo así, pero también tiene corazón y no siempre las cosas le salen tal y como las planea. Hay momentos en los que Capri respira profundo y hace como que todo está bien, pero por dentro está hecho pedazos. Es muy de tragarse sus emociones, se siente poco valorado y ahí es cuando la negatividad se hace presente. Quizá no te dice que está celoso, sin embargo, dejará de hacer cosas por ti, ya no estarás en su lista de prioridades y poco a poco te irá sacando de su vida. Es un signo que cuando la cosa va mal se refugia en el trabajo, sus pasatiempos y todo aquello que lo haga olvidarse de su mala relación. No está para eso, si alguien no quiere comprometerse que se vaya. 

Acuario

Si Acuario nota que empieza a sentir celos en una relación, sabe perfectamente que es tiempo de ponerle punto final. Y es que está acostumbrado a los lazos libres, al menos, ese es su objetivo. No quiere enredarse en un vínculo insano, en el que tenga que cuidar el celular, los mensajes que envía e incluso lo que publica en redes sociales. Sin embargo, cuando se siente inseguro y los celos aparecen es muy discreto, no te das cuenta a la primera de que la está pasando mal. Si quieres que admita sus celos vas a tener que esperar sentado, porque no lo hará. Además, no es de los que se aferra al tema, al no sentirse cómodo pone un alto y se aleja. Acuario, no desaparece sólo porque sí. Cuando lo hace, es porque ya llevaba un largo tiempo confundido y no piensa tolerar más. 

Piscis 

Lo primero que debe quedar claro es que Piscis no es exagerado, el hecho de que tú no te sientas igual que él no significa que esté equivocado. Su sensibilidad no miente y cuando algo le dice que las cosas andan mal es real. La pasa muy mal, porque hay una parte que le dice que no está haciendo bien las cosas y no se está esforzando lo suficiente, se culpa por todo y es muy duro al hacerlo. Intenta convencerse de que no vale, pero una vez que abra los ojos hablará con su pareja para descubrir realmente lo que está pasando. Lo malo es que puede llegar a creer algo que no es verdad y sufrir en vano. Lo importante es que su pareja valore sus emociones y no las haga menos.