POR QUÉ EL CORAZÓN DE ESCORPIO NO SE HA CURADO AÚN

¿Hasta cuándo vas a seguir actuando cómo haces hasta ahora Escorpio? ¿Hasta cuándo vas a aguantar llevar todo el peso del dolor a tus espaldas sin decir nada? No todos los héroes son invencibles y de hierro Escorpio y tú lo sabes mejor que nadie. Conoces perfectamente las consecuencias que vienen después de callarte las cosas, sabes perfectamente cómo y de qué manera terminas tú Escorpio, solo tú, por encerrarte en tu caparazón y no abrirte y dejar que te ayuden cuando es posible.

La razón por la que tu corazón no haya sanado del todo es esa Escorpio, que llevas la procesión por dentro, que no te gusta mostrar tus debilidades y odias que tu dolor se haga público.

Te da pánico ser el centro de atención por lastima y por eso mismo, te encierras en tu mente y haces daño a tu corazón de manera inconsciente. Actuando de esa manera te MIENTES Escorpio, estás engañando a tu corazón y le haces creer que es de hierro. No es así, tu corazón es muchísimo más vulnerable de lo que aparenta. La gente se quedaría de piedra si de verdad supiese el calor que desprende.

No hay palabras que puedan resumir el daño que te causa tener el corazón roto, pero sí que hay soluciones y alternativas mucho más positivas para superar una ruptura de la mejor manera posible. Una, empezando a largar por la boquita todo lo que se te pase por la mente. Una buena mano amiga es la solución para poder desahogarte de la mejor forma posible Escorpio, porque tienes que escupir todo el veneno para limpiarte de todo lo tóxico que se te queda después de un trago tan amargo. Dos, enfrentarte a tus demonios en el momento exacto en el que te pase. Nada de tiempo de luto o tiempo de reflexión. Sabes que la acción y reacción en casos tan extremos es más que efectiva que dejar el tiempo pasar. Y tres, vivir la vida Escorpio, que son más de dos días y tu cuerpo siempre necesita salsa.