POR QUÉ EL CORAZÓN DE TAURO NO SE HA CURADO AÚN

La razón por la que tu corazón aún no ha sanado del todo Tauro es tu mente. Los recuerdos que sigues guardando de esa etapa que te hizo tan feliz en su día. Los momentos que te dejaron huella, los besos que se calaron bien fuerte en tu corazón, las caricias que dejaron una línea muy fina marcada en tu piel… Tu mente es muy poderosa y lo guarda absolutamente todo Tauro, puede que esa sea la razón por la que aún sigues haciéndote daño sin tener pleno conocimiento.

Sabes que eres una persona muy sensible, aunque no lo muestres en tu exterior, sufres mucho más de lo que te gusta aparentar y eso te honra Tauro.

Sufres porque tu memoria fotográfica no te deja desterrar esos momentos al cajón del olvido y no te deja avanzar y empezar una nueva historia.

Dice mucho de ti el hecho de que los guardes, porque fueron una parte muy importante de tu vida, pero si esos mismos son los culpables de que no puedas seguir delante, deberías replantearte el poder formatear el chip y hacer un buen borrón y cuenta nueva Tauro. Los recuerdos son necesarios para nunca olvidar, son indispensables y son el motor principal de nuestras mentes Tauro, pero si en ellos se esconden fragmentos de lo que fue una relación tortuosa, no hay que darles relevancia en nuestro presente.

Para que nuestro futuro esté a salvo, tenemos que lidiar y convivir con las cosas bellas de la vida. Con los recuerdos positivos y las lecciones de aprendizaje que te ayudan a sumar. Fuera lo malo Tauro, fuera lo que no te hizo bien. Que en un pasado lo pasaras mal, no quiere decir que estrictamente te vuelva a suceder lo mismo. No la cagues de esa manera, porque en este mundo de locos siempre hay gente buena. No pienses que todos son iguales, porque no es así…

Hay mucha más luz que sombras en esta vida Tauro y tus recuerdos, son destellos de luz que te ayudarán a salir adelante. Siempre que entierres las pesadillas de una vez por todas. Pasado pisado. No lo olvides.

2018-04-25T09:33:57+00:00