POR QUÉ EL CORAZÓN DE VIRGO NO SE HA CURADO AÚN

Todo el mundo falla Virgo, todo el mundo tiene derecho a equivocarse y pasar por momentos de bajón y tú no ibas a ser menos. Eres muy dura/o contigo misma/o cuando no deberías de exigirte tanto. La única manera para poder sanar a tu corazón de la mejor manera Virgo es perdonándote. No basta con decirlo en voz alta y esperar a que se haga realidad de la nada, no sirve que te lo digas para auto convencerte si luego vas a seguir haciéndote daño Virgo.

El perdón es la clave principal para poder avanzar en un nuevo camino limpio de recuerdos tóxicos Virgo y a ti, te cuesta la vida llegar a ese punto por culpa de tu cabezonería.

Así de claro Virgo, más claro que el agua, tu testarudez es la culpable de no dejarte seguir adelante. Te encierras en recuerdos que deberían de estar en el pasado, te castigas por haber vivido una situación que no te gusta, pero Virgo tienes que entender que las rupturas son algo natural. Nada es para siempre, ni las cosas de cuento más bonitas que hayas escuchado, pero lo que sí que puede ser para siempre son los buenos recuerdos. Con eso es con lo que te tienes que quedar Virgo, con todos lo momentos buenos, con todas aquellas sonrisas que tuviste en tu boca sin pedirlas, con esos abrazos que te dieron aliento cuando más lo necesitabas…

Hay historias que están escritas en el destino y que siempre duran e historias que se tuercen y terminan cambiando el final radicalmente. Entiende que todo pasa por una razón y no castigues ni te castigues Virgo, deja ese poder para los jueces que ellos sí que saben lo que hacen. Tu trabajo es aprender a dejar ir, a no lamentarte por no haber evitado el dolor y a aprender a perdonar de corazón. La clave de la felicidad está en las cosas positivas y en los nuevos caminos Virgo. No lo olvides.

2018-04-25T09:55:48+00:00