Cuando Sagitario se encabrona puede llegar a ser muy peligroso. Cada signo se enfada y suelta toda su ira a su manera. Unos lo hacen en silencio, sigilosa pero peligrosamente. Otros, en cambio, se hacen notar y cuando están encabronados se entera todo ser viviendo en el planeta tierra.

No puedes con las confrontaciones Sagitario, odias cualquier tipo de pelea, de discusión, odias el daño innecesario que puedes hacer y que puedes hacerte, por eso, mientras puedas, te alejarás… Cuando te encabronas, primero intentas evitar el drama, pero a veces es imposible.

Tu fuego interior por otro lado te hace ser impulsivo también, y te hace enfrentarte a las injusticias, y no callarte con nada que sabes que no te mereces. Y así, te acaba enredando. Y cuando te ves metido hasta el fondo de la pelea, ardiendo por dentro, entras en razón otra vez, y quizás te des media vuelta y cierres la puerta de golpe, haciendo mucho ruido, y salgas a respirar algo de aire fresco.

Razón contra pasión, como todo en tu vida.  Te encabronas a menudo sí, pero porque ves cosas que no te gustan y no tienes mucha paciencia, aunque eso después no afecta a tu vida diaria. Ahí eres como perro ladrador, que ya se sabe que después muerde poco. Y sigues siendo positiva/o, y sigues sonriendo, y sigues pasándotelo bien porque olvidas pronto.

Lo que sí que te hace daño de verdad es la traición, la mentira, y cuando ves que se aprovechan de ti. No lo puedes aguantar. Y probablemente te enredes en peleas, pero probablemente también tu cabeza actuará pronto, y te dirá que te vayas, que pases de todo, que no merece la pena. Y te irás, y te calmarás, y tratarás de tranquilizarte para volver con más fuerza a exponer lo que piensas. Puede ser que a veces tengas mal carácter sí pero lo que de verdad te hace enfadarte sólo son tres cosas. Y aún así, muchas veces actúas con más clase de la que deberías.