Enamorarse es mucho más que una cara bonita, es más que lo que las palabras esconden. Enamorarse es la energía que emanas, la magia que se siente cuando estás cerca. Sí, el físico atrae pero la actitud de Virgo enamora. Se te clava en lo más profundo del alma. Es el signo que le pone un toque de locura a todo, quien esconde un alma soñadora detrás de tanta perfección. No es un alma que esté lista para cualquiera, quiere más, romper y superar obstáculos. Virgo deja huella, marca un antes y después en tu vida. Es quien ama con tanta determinación, que pocos son los que lo olvidan y estás son las razones: 

1.- Un cúmulo de pasión 

Virgo es un torbellino al entrelazar los labios, es quien te acelera más que el alma con el primer beso. Es quien te invita a romper con lo convencional cuando se trata de amar, es quien se sumerge en los detalles, quién puede apreciar lo bueno y lo malo de tus días. Es quien te regala cosas que nunca olvidas, que le hacen honor a los sentimientos que sienten el uno por el otro. Virgo es quien se deja llevar, quien invita a la pasión y se olvida de todo. 

2.- Una caricia al corazón 

Virgo es quien te da seguridad, quien te alivia las preocupaciones. Tiene el don de la comunicación. Es el tipo de persona que te quiere y te cuida, quien no quita el dedo del renglón cuando se trata de hacer algo para ayudarte. Virgo es la razón por la que abrazas tu autoestima, es quien no te deja caer, no te soluciona la vida, pero te motiva a que seas tú quien se lance al ruedo sin miedo. Virgo ama tus cualidades, pero no le teme a tu lado oscuro, lo respeta. 

3.- Sin juegos 

Virgo es quien quiere hechos y no un montón de palabras bonitas. Se siente orgulloso de la manera en que establece lazos con sus seres queridos, es quien te ama de una forma incondicional. Si quieres su amistad tienes que saber que pondrá la lealtad por delante, tiene la capacidad de alegrarte la vida y de demostrar que amar es único. Quieres o no quieres, Virgo no se anda con juegos, detesta a quienes sólo llegan a alterar su estabilidad física, mental y emocional. 

4.- Un toque de imaginación 

Aunque a simple vista parezca que Virgo siempre está planeando, cuando se trata de amar se deja llevar, le pone un toque de creatividad e imaginación a todo, ahí es cuando te demuestra que todo vale la pena. Es el tipo de pareja a la que le puedes compartir todo, quiere escucharte, quiere que mejores, quiere ser parte de tu impulso y sabe que una emoción fuerte de vez en cuando no le hace daño a nadie. 

5.- Dulce y salvaje 

Virgo esconde un alma salvaje detrás de su carita de ángel. Hay una parte de su personalidad que es muy impredecible, valiente, interesante e impulsiva. Hay momentos en los que necesitan romper con la rutina, en los que corren en busca de un montón de adrenalina, ahí es cuando más te encantan, porque es un ser tranquilo disfrutando del caos. 

6.- Un lado sensato 

La actitud de Virgo te enamora porque es quien toma las riendas, nació para dominar y hacer que sus argumentos se escuchen de aquí a kilómetros. Virgo se divierte, pero siempre le pone un toque serio a todo y vaya que eso se vuelve muy sexy, su parte intelectual te hace preguntarte todo sobre su vida. Se vuelve una persona admirable, intrigante y atractiva, la combinación perfecta para lograr todo lo que quiere en la vida. 

7.- Más sorpresas 

Virgo es una hermosa caja de Pandora, nunca sabes a ciencia cierta cómo va a actuar. Esa es la razón por la que las personas lo piensan dos veces antes de meterse en su vida. Virgo llega a tus días de una forma sigilosa y cuando menos piensas te sacude las emociones. Es quien te sorprende, con su lado intenso, con el que no le teme a nada, abraza el miedo y toma la iniciativa. No le digas a Virgo qué hacer con su vida o conocerás su parte negativa, no se guarda nada.