ESCORPIO EN UN ATAQUE DE NERVIOS

Cuando tienes un ataque de nervios, Escorpio, lo que haces es autocastigarte a ti mismo de una forma o de otra. Te saboteas a ti mismo una y otra vez y eso no puede ser nada bueno para ti. Cuando encuentras cuál es la causa de ese problema, no paras de darle vueltas una y otra vez… Es como que te pones un castigo a ti mismo, incluso llegas a sentirte culpable, aunque el problema no haya sido causado por ti… Entras en un bucle lleno de arrepentimiento, de odio hacia ti mismo y de nervios del que va a ser muy difícil seguir si sigues así. Te encierras en ti mismo y aunque sabes muy bien que no es bueno para ti, sigues dándole vueltas a algo que no tiene ningún final.

Te preocupas tanto por el problema que dejas tu vida de lado. Incluso puedes dejar de comer, de dormir, de hacer vida social… Solo para darle vueltas al problema…

Cuando te encierras en ti mismo no te das cuenta de que lo mejor para salir de esta ansiedad es motivarte a salir de ella, no sumergirte más dentro de ella y nadar entre problemas. Aunque sientas que eres débil, Escorpio, tú para nada eres débil, así que afronta la realidad de la mejor manera posible. Agarra al toro por lo cuernos y sal ahí fuera a resolver el problema como tú sabes. No te encierres más en ti mismo porque esa jamás será la solución a tus problemas. Nadie dijo que fuera fácil, pero Escorpio tú eres capaz de todo esto y de más. Deja de nadar entre m*erda y sal a luchar como bien sabes. Aunque pienses que esto no tiene solución, todo en la vida tiene solución. Y tus problemas no iban a ser menos…

2018-07-03T09:12:00+00:00