Empieza el 2020 Escorpio y tendrás que jugar muy pero que muy bien tus cartas para que todo salga bien. Este año llegará un bonito renacimiento en todos los aspectos de tu vida. Si echas la vista atrás, verás un 2019 lleno de muchas emociones de todo tipo. No ha sido ni mucho menos tu mejor año Escorpio, de hecho, aún tienes dentro de ti mucho dolor y mucho daño. Pero piensa que es cuestión de tiempo… Todo acabará curando. Has pasado por momentos muy fuertes sentimentalmente hablando… Has vivido todo con una intensidad increíble y le has puesto pasión a cada paso que dabas. Pero por desgracia, no siempre terminó bien y es de eso de lo que aún te estás terminando de curar…

El 12 de enero hay una conjunción de Saturno y Plutón en Capricornio. Eres Escorpio, y muy a menudo te metes en tu mundo y te aíslas de todo… pero este tránsito te hace sentir muy pero que muy social. Sal y comparte ese carisma con el mundo Escorpio, haz cosas nuevas todo el rato, programa viajes interesantes, muévete y no pienses en el pasado o al menos, si lo haces, no te vengas abajo. Recuérdalo como algo bonito que pasó y que quedará siempre en tu retina pero no en lo que pudo ser y no fue. Porque ahí no hay solución ninguna Escorpio. Concéntrate en donde estás en lugar de mirar de donde viniste.

Del 15 de marzo al 10 de julio sentirás que todo está en tu contra, como si no pudieras hacer nada bien… Es probable que tengas momentos en los que quieras destrozarlo todo, incluida tu vida amorosa y ti carrera. Relájate y no hagas nada de lo que puedas arrepentirte por favor Escorpio. Serán solo momentos puntuales. Sé agradecido como siempre, y sigue creyendo en la Ley de Atracción. Tienes pensamientos grandes, por eso mismo te pasan cosas grandes Escorpio. No puedes estar en todo, está claro, pero puedes hacer un montón de cosas extraordinariamente bien. Métetelo en la cabeza.

El 22 de marzo, Saturno entra en Acuario. Sigue a tu corazón si es que puedes y déjate querer y cuidar un poco más. Entra en juego alguien especial que te ayudará en tus momentos más críticos y cuando estés decaída/o así que, aprovéchalo Escorpio. Y de verdad, deja de plantearte nada más allá de lo que estás viviendo con esa persona en el presente. A veces sólo hay que dejarse llevar… Aunque a ti eso te cueste la vida.

El día 7 de mayo hay una Luna llena en tu signo. No tengas miedo Escorpio pero vigila de cerca a la gente a la que no caes bien del todo. Puede haber alguna traición los días previos o posteriores… Cuidado.

Venus retrocede del 13 de mayo hasta el 25 de junio. Si puedes, intenta evitar cambios de imagen durante este tiempo. Por otro lado, puede que haya algún malentendido con alguien especial para ti. Tendrás que dejar muy claro cuál es tu posición en todo Escorpio. Las cosas como son, suena un poco egocéntrico decirlo pero es que, la gente se enamora de ti bastante deprisa… Y cuando pasas un poco, se hunden… Así que mejor, sea la relación que sea, que dejes todo atado y claro.

Marte también retrocede el día 9 de septiembre, y puede que, aunque tu seas muy guerrera/o, lo que más quieras durante esta temporada (hasta el 14 de noviembre) sean mimos, y cariño, y mucho amor… A veces es mejor rendirse y estar a gusto que tener peleas sin sentido.

A partir del 12 de octubre tendrás una gran preocupación en tu cabeza, un problema que resolver que al final llegará a su fin. Pero tendrás unos días de muchísimo estrés… Por favor, piensa que nada es para siempre, que todo tiene solución y que al final, lo material, vale mierda. En serio Escorpio, si te centras en atraer lo positivo, lo positivo llega a ti. Y lo sabes.

Cerca del día 21 de diciembre te pondrán entre la espada y la pared tratando de que abordes un tema familiar complicado y de que medies. Lo harás Escorpio, lo harás porque tu eres así y cuando pase, te sentirás mucho más ligero.

En definitiva 2020 será un año de reflexiones, un año en el que aprenderás que tu mente puede controlar casi el 90% de tus acciones, un año en el que agradecer al Universo será clave y en el que lo material pasará a segundo plano. Ahora quieres emociones todo el tiempo, necesitas sentirte más viva/o que nunca.