Es muy duro cuando te das cuenta de que el amor, la comprensión y la lealtad, sólo vienen de tu parte. Dar y dar, sin recibir nada a cambio, se vuelve sumamente desgastante. No sólo te sientes triste, sino también frustrado, se activan tus inseguridades y te hacen creer que no eres suficiente. Ahí es cuando tu dedicación se empieza a romper, se te van las ganas y ni siquiera te das cuenta cuando empiezas a cambiar de actitud. Una vez que abres los ojos ya nada vuelve a ser igual. Los signos del zodiaco que aparecen en esta lista saben de lo que hablo, hay que tenerle miedo a estos signos porque se cansaron de ser los buenos del cuento. 

1.- Escorpio

Es muy fácil criticar a un Escorpio por fuera, decir que es cruel y que no se toca ni un poco el corazón cuando se relaciona con los demás. Pero, ¿quién se ha detenido un poco e indagar en la historia de su vida? Ningún Escorpio decidió levantarse por la mañana y poner la amargura por delante. Es sólo que se cansó, ya no va a tolerar convertirse en el tapete de nadie, no quiere que lo lastimen de esa manera ni de ninguna otra. Ahora, prefiere mostrar su caparazón con su lado despiadado y poco empático, porque cuando se entrega la gente se aprovecha de su lado emocional. Es así, aprendió que hay veces en las que es mejor tirar la piedra antes de preguntar quién fue el culpable. Es fácil juzgar, porque nadie más vivió el dolor y la humillación que la maldad de algunas personas lo hicieron pasar. Si te asusta que ahora confíe en sí mismo y no crea en los cuentos de hadas, ve a terapia para que lo comprendas porque no va a cambiar. 

2.- Cáncer 

Qué bonito se ve Cáncer calladito, bajando la mirada y cediendo ante las peticiones de la gente que dice amarlo. Así lo miran, pero cuando empieza a poner límites la cosa cambia, ahí es cuando se vuelve el villano de la película, cuando no entienden por qué cambió tanto y lo juzgan todo el tiempo. Sin embargo, Cáncer ya no es el mismo, no va a caer en tus chantajes absurdos, sabe que está listo para mucho más. Se cansó de ser el bueno y ahora deja que sus emociones negativas tomen el control, si se siente atacado se va a defender, no importa si eres su pareja, amigo o familiar. No va a permitir que le sigan causando dolor y luego hagan como que no pasa nada. Ahora, no le importa, si quieres un espacio en su vida vas a tener que respetar sus reglas. Prefiere quedarse con dos o tres personas que sí valgan la pena, que seguir lidiando con gente falsa y abusiva. 

3.- Capricornio 

No siempre puede ser el paciente, ni el que mantiene el control todo el tiempo. A veces, Capricornio también quiere explotar de coraje, porque se ha encontrado con mucha gente malagradecida en su camino. Es de valientes aceptar que no todos los vínculos afectivos valen la pena, pero a veces toca depurar a varios de la lista para encontrar realmente el respiro que te mereces. Capricornio, sabes que no eres el ser más afectivo del zodiaco, pero cuando prometes lealtad y amor, te entregas de una forma muy transparente. Es claro que no toda la gente tiene la capacidad de lidiar con algo así. Hay muchos que sólo se acercan a ti por conveniencia, quieren que les resuelvas la vida y después de usarte lo suficiente se marchan como si nada. Tienes tu lado oscuro y ya no estás para convivir con gente negativa. Quieres alegría en tu vida, gente empática, te cansaste de tanta basura, así que llegó la hora de sacarla. 

4.- Aries 

¿Cuidar sus palabras?, ¿por qué o qué? Lo siento mucho, Aries ya pasó esa etapa complaciente, en la que tenía que andar por la vida con pinzas para no cometer ningún mínimo error y no lastimar a nadie. No es que se haya vuelto vengativo, sin embargo, ya no piensa reprimirse por ningún motivo. Si lo que siente es enojo va a gritarlo a los cuatro vientos. Aries, se cansó de tratar a todos con su encanto y sólo recibir desprecios. No es justo conformarse con ese tipo de trato. Si quieres conocer su lado mezquino, basta con que intentes verle la cara, ya no se deja. Ahora, pone las cartas sobre la mesa desde un principio, si te parecen sus acuerdos, excelente, pero si no, te puedes ir de su vida sin problema. Ya no le ruega a nadie, todo en esta vida es temporal, las malas rachas, las buenas, los amores, todo va cambiando, y por lo mismo no piensa amargarse con nada ni nadie. 

5.- Leo 

El hecho de que Leo haya aprendido a no ser el juguetito de nadie, no es sinónimo de que pierda su brillo, sigue siendo un alma llena de carisma, es prácticamente imposible no caer rendido ante su coquetería y la forma tan activa que tiene para superar cada prueba de la vida. Sin embargo, cuando se siente amenazado deja de ser el inocente gatito para mostrar sus garras e irse contra la marea si es necesario. En serio, no subestimes a un Leo enojado, porque en el momento que lo decide te hace pedazos. Es muy astuto para encontrar tus puntos débiles, la mayoría de las veces no necesita mover ni un solo dedo para derrotarte. Es simple, si empiezas a jugar sucio, Leo, te enseñará lo que es nadar en el lodo y seguir sonriendo. No se anda por las ramas, va directo a la yugular y te ignora aunque le ruegues. Si cruzas la línea de la deslealtad y el respeto, ve despidiéndote de su vida. 

6.- Libra 

De los peores errores que puedes cometer en tu vida. Sin duda, Libra tiene dos contrastes en su personalidad, está su lado entregado, apasionado, el que te puede adornar con un montón de virtudes que sólo existen en su mente. Pero, deja que se dé cuenta de que no vales la pena, para que te muestre la crueldad hecha persona, realmente pasas a ser nada en su vida. Si lo rompes, vas a tener que lidiar con las espinas de su dolor, porque no se toca para nada el corazón. Es el tipo de signo que te sonríe de frente aun viendo que ya no puedes con la culpa y que quieres que te perdone. No lo hará, no pierdas el tiempo, no es que vaya a pelear contigo, porque odia el conflicto, pero tampoco se va a desgastar en ti. Su parte superficial hará que te preguntes en dónde quedó tu autoestima. Libra, harto de tanta humillación es capaz de decir cosas tan crueles que las vas a recordar el resto de tus días.