Damos comienzo a agosto, Acuario, y la verdad es que tu corazón está en un lío muy grande… Te encuentras en una situación en la que darías lo que fuera por poder huir y desaparecer. Sabes que tienes que tomar una decisión, porque tus sentimientos ya no son lo que eran, pero no quieres hacer daño a nadie. Te da pena tener que alejarte. Pero, Acuario, con la pena no se va a ningún lado. Esto es como una tirita, cuanto antes des el tirón, mejor.

Recientemente has vivido situaciones en las que te has dado cuenta de que no todo es como te imaginas, de que tus sentimientos ya no son lo que eran. Y eso ha hecho que te rayes muchísimo y que te replantees por completo el rumbo de tu vida. Estás en un periodo de transición muy heavy, Acuario, en el que sientes la necesidad de probar cosas nuevas, de ponerte a prueba, de hacer cosas que nunca has hecho.

Y esto no solo se da en el amor, sino también en el trabajo e incluso es posible que también en la amistad. Ni tú mismo te entiendes y eso te agobia bastante, Acuario, pero nadie te está metiendo prisa. Eres tú el que lo quiere tener todo claro antes de tiempo.

Este mes la Luna Llena es el día 12 y sucede en tu signo, Acuario. No sabes la de energía, de fuerza y de motivación que va a darte esto. Cuando pensabas que estaba todo perdido, empiezas a darte cuenta de que para poder avanzar, también hay que parar a echar gasolina, a descansar y a recargar las pilas. Es hora de empezar a crear de cero, de transformarse y de dejar atrás eso que tanto miedo te da.

Algunos secretos saldrán a la luz con la Luna Llena y te darás cuenta de que tenías más enemigos de los que pensabas. Pero nada, Acuario, no sirve de nada darles importancia ahora a esas persona. Tienes muchas cosas que resolver.

No des importancia este mes a comentarios de gente que no te conoce ni sabe por qué estás haciendo lo que estás haciendo. Te critica mucha gente y ya estás acostumbrado a ello. Así que mantente fuerte. Sabes cómo hacerlo. Feliz agosto.