Este mes hay que relajarse Acuario, como sea. Mira, vas a darte mucha cuenta, tú más que ningún otro signo, de la importancia de priorizar. Te has roto Acuario, te has visto en lo peor, sin “nada”, abajo, hundida/o, y sin embargo, como siempre, has vuelto a remontar y a sacar la cabeza del agua para respirar. Eso sí, este mes supondrá un antes y un después en toda tu vida. Y créeme que es lo mejor que podía haberte pasado.

El día 5 de julio hay un eclipse lunar penumbral y seguramente tengas un acercamiento a alguien o un desapego fuerte. Verás algo que hasta ahora no habías visto de esa relación y puede acercarte o alejarte a esa persona. Mercurio sigue retrógrado, y también, Júpiter, Saturno, Neptuno y Plutón así que, cuidado con los altibajos por favor. No tendrás muchas ganas de rodearte de personas que sean ajenas a tu familia y a tus amigos, no te apetecerá del todo conocer a nadie y es cierto que incluso puedes llegar a ponerte algún tipo de límites. Tranqui porque a partir del día 13 de julio tu vida social empezará a cambiar de nuevo.

Es posible que hasta entonces, tengas dudas acerca de muchas cosas, de tus relaciones, de tu andadura profesional… Como si no tuvieras nada claro del todo, como si te apeteciera por momentos mandarlo todo muy lejos y empezar de cero. Pero a mediados de mes este deseo se irá esfumando Acuario, por suerte (porque cuando te descentras lo pasas muy mal) y empezarás a organizar tu vida otra vez. Eso sí, es muy probable que sea hacia un camino muy distinto al que estabas llevando. No te asustes porque todo irá bien.

El día 23 comenzarás a notar una energía muy fuerte en ti. Comienza la temporada de Leo y la verdad es que te va a dar un fuerte empujón y va a hacer que todas esas dudas que tienes acerca de todo en general se disipen de un plumazo. Necesitas descansar, dejar de pensar y fluir con lo que venga. La estructura que creías que existía ya no es tan firme, pero ¿y qué? Se construye otra y listo Acuario.