Comienza un nuevo mes, Aries. Marzo será para ti el principio de una buena época en la que vas a sentirte con el ánimo muy arriba, más positivo de lo normal (que ya es decir) y con muchas muchas ganas de comerte el mundo (como siempre pero más). Pero vayamos por partes. Durante los primeros días del mes puede que te sientas demasiado reflexivo y dulce para lo que tú acostumbras. Puede que estés madurando algo que quieres hacer y que, casualmente, no lo tienes tan claro como para lanzarte en plan impulsivo, como suele ser tu seña de identidad.

La Luna Nueva en Piscis el día 13 puede traerte el impulso que necesitas, aunque no descartes pensártelo un poco más si es que la envergadura del asunto lo requiere (y si necesitas que la base del proyecto sea muy realista y poco idealista). Los días de luna nueva son buenos para sembrar, y si además te ponen en marcha, todo el asunto te va a crear unas expectativas muy ilusionantes para ti. Si no tienes pareja y conoces a alguien que te guste mucho, presta atención porque igual se te plantea un enorme reto cuando esa persona se resista a tus encantos. Inténtalo uno o dos veces, y hasta tres si crees que merece la pena. Luego, si no puede ser, abandona. Te harás un favor. Porque igual la acabas consiguiendo pero te habrás desgastado mucho en la conquista. Y tú, lo que no te sale de primeras, ya te da mala energía.

Cuando el 20 el Sol entre en Aries, tu signo, también lo hará Venus un día después. Todo eso significa que tu carisma será potente, conseguirás mucho de lo que quieres, y lo que no puedas conseguir, te lo tomarás con una filosofía envidiable. No habrá nada que pueda con tu elevado estado de ánimo. Los amigos te darán muestras de cariño, el trabajo no te faltará, y como mucho, cuidado con gastar demasiado. Te ves expansivo y alegre, y eso te lleva las manos a la cartera con facilidad. No te vuelvas loco/a gastando, que seguro que algunos son caprichos que podrías haber evitado.

En el amor vienen días felices, pero asegúrate de tener bien claro lo que quieres en el futuro en cuanto a tus relaciones amorosas. Porque a veces lanzas mensajes contradictorios: un deseo muy impetuoso que quieres satisfacer rápido, declaraciones de intenciones muy apasionadas, pero luego al mismo tiempo, pones por delante tu bandera pro libertad e independencia y te pones muy altivo si crees que alguien puede sobrepasar algunos límites. Vas a tender a crear un escenario donde quieres todo y nada al mismo tiempo, y te moverás a impulsos para luego tener que dar dos pasos atrás.

Céntrate y piensa bien lo que quieres, y luego, disfruta lo que llegue porque vas a tener más de una sorpresa: alguien a quien deseabas de corazón hace tiempo o un compromiso más por parte de esa persona con la que llevas tiempo saliendo. Igual tus objetivos no tienen nada que ver con tener pareja y lo que querrás es vivir la vida loca, pero porque hayas asumido que no quieres compromisos, ni tener pareja porque es lo que toca. Te gustas mucho cuando pides libertad pero al mismo tiempo eres consecuente con tus actos y no te atas con nadie. Y más de un amigo/a te admirará por ello.

Tu trabajo interior del mes será precisamente practicar la coherencia y la sinceridad. A veces, no se sabe si por inseguridad o porque te traicionen los nervios o la paciencia, sueltas por tu boca un torrente de palabras que nada tienen que ver con lo que sientes. Como queriendo esconder lo que sientes para que no se vean tus cartas boca arriba y puedan hacerte daño. Con algún amigo, por ejemplo, puede que se confunda al verte tan callado en algunos momentos, y piense que estás enfadado o algo así. Y es que cuando tú te callas da más miedo que cuando estallas. A ti siempre se te ve venir, Aries, por eso desconciertas mucho cuando no se sabe bien cuáles son tus intenciones. Cuando te aíslas y te callas les despistas a todos. Vigila no crear un malentendido por no hablar y dejarte dentro lo que sientes.

La Luna Llena en Libra el día 28, será ideal para acabar el mes haciendo un repaso a todo lo que te ha pasado, algo que te encanta hacer porque tu mente no para nunca de analizar lo hecho y dejado por hacer. Que suele ser mucho dado lo activo que eres. Sabrás entonces que tienes que seguir cuidando tu impulsividad, tanto a la hora de hablar con a la hora de actuar. Puedes herir a alguien, y eso ya debería ser suficiente aliciente para estar alerta y no caer. Además, sabes que luego te arrepientes.

Como contrapartida, hay algo que haces siempre, y este mes te vas a hartar de hacerlo: animar a todos los que te rodean con una alegría enorme, infantil, arrolladora, con tu risa franca que tanto engancha. Símbolo de la misma energía con la que impregnas todo lo que te rodea, y con la que activas a todos. Sigue haciéndolo, por favor, porque en estos tiempos hace falta más gente como tú.

2021-02-26T17:08:45+02:00