Comienza un nuevo mes Capricornio y empieza también un nuevo año del que esperas todo, quizás por esa pequeña y amarga sensación de que el año pasado ha sido un poco difícil para ti. Pero también te sientes orgulloso de lo que has madurado, de lo que has evolucionado, y eso siempre da esperanzas para seguir con más fuerza. Desde el mismo día 1, como buen previsor y organizador que eres, tendrás en la cabeza muchos proyectos. Y te habrás preguntado más de una vez qué te traerá este año que acabas de empezar. Y seguro que te habrás dado las respuestas adecuadas, porque tú no eres de los que esperan a que alguien les marque el camino.

Ni fuerza ni energías te van a faltar desde principios de mes para hacer todo lo que tienes pensado y quieres, pero sobre todo lo que DEBES hacer, que para ti eso va por delante. Con la Luna Nueva en Capricornio el día 13, aún serán más evidentes tus dotes para hacerte cargo de cualquier proyecto o situación que necesiten al mando a alguien responsable y con las prioridades bien claras. Nada de tonterías ni de perder el tiempo si lo que se quiere es ganar siempre. Y si algo fallara, siempre te quedarás con la tranquilidad de saber que has hecho TODO lo que has podido, que has dado siempre el 150% y que has dado más de lo que se te pide. Además de que asumirás su parte de responsabilidad. En todo eso tu actitud siempre es impecable.

El Sol en Capricornio, tu signo, te asegura la mayor parte del mes mucha energía para darle un impulso a tu vida, sea en el plano que sea, y arrimando el hombro donde haga falta. Si es mentalmente, las ideas y la creatividad te van a acompañar en todo lo que intentes. En las relaciones es donde tendrás que esforzarte más. Si con parejas o amigos tienes problemas para que se entienda tu manera de hacer las cosas, siempre seria y responsable, tendrás que practicar más la indulgencia con ellos, con sus fallos. Y también poner en foco en ti mismo/a, y tener autocrítica, que tampoco eres perfecto/a.

A mediados de mes, tu vida se moverá entre tus muchas obligaciones pero respirarás con cierta tranquilidad ante algunas situaciones. Notarás como que te liberas de las cosas peores del año pasado, y todo lo nuevo que está por llegar te pondrá de muy buen humor. Cuando te lleguen alternativas a algún camino que ya tenías marcado, vas a alegrarte, en vez de ofuscarte porque las veas como inconvenientes que entorpecen tu senda. Practicar la flexibilidad te hace bien, practícala más Capricornio. Nadie te pide que cambies de arriba abajo. Lo bueno que te tienes, mantenlo: hacer las cosas a tiempo, de forma responsable y haciendo siempre un poco más que los demás si eso asegura que todo sea casi perfecto (por no decir perfecto).

La suerte si se deja caer, te parecerá genial. Pero tú no eres que los se cruzan de brazos y esperan que sea la suerte quien gobierne tu vida. Por eso parte de cómo te sentirás este mes será por los proyectos conseguidos o relaciones que no pensabas que podías conseguir y han salido.

A lo largo del mes, seguro que vas a echarle más horas a tus temas laborales o económicos, pero no olvides relajarte con temas más frívolos. Hacer ejercicio, ir de compras o ligar por ligar también son momentos beneficiosos para la mente o el espíritu. Que aunque tú creas que eso no te da de comer cada día, sí que cuentan, claro que cuentan. Alimentan pero otra manera. Es verdad que para ti las relaciones pasajeras no te aportan nada. Pero entre esas y las relaciones para toda la vida, hay otras muchas que te pueden asegurar muy buenos ratos. De esos en los que llegas a relajarte tanto que te olvidas del futuro. De esos en los que dejas que te disfruten A TI. Y luego siempre piensas: qué rico, qué rico. Eso sí, cuando salgas a ligar, intenta no asustar a nadie con tanta seguridad como demuestras siempre. Alguien puede pensar que no va a estar nunca a la altura de una persona como tú.

La Luna Llena en Leo el 28 de enero te trae movimientos en tus relaciones, sociales, familiares o sentimentales. Si a lo largo del mes hubo algunos enfrentamientos un poco más duros de lo normal, conforme pasen los días verás que las tensiones se aflojan, y con la familia, por ejemplo, notas que te sacan lo mejor de ti. Con la pareja, si la hay, o quizás porque es enero, te gustar planificarlo todo, va a organizar vacaciones, cambios en la casa y hasta si es el momento de tener un hijo. En general, vigila sobre todo tus juicios sobre algunas personas, y si te notas animado y tranquilo, aprovecha esos “momentos dulces” para no quemarte la sangre pensando en lo que hayan podido hacer mal (y queriendo regañarles).

2020-12-31T03:05:14+02:00