Acuario llevas una temporada en la que no paras quieto/a, estás de un lado para otro y eso está muy bien Acuario, peor puede llegar un momento en el que eso pueda pasarte factura. A todos nos gusta estar ocupados, pero también necesitamos nuestros momentos de paz, si no nuestra cabeza puede llegar a explotar y eso es lo que puede llegar a pasarte si no te tomas un tiempo. Acuario, tú no lo crees, pero tu voz interior te está diciendo para un poquito y no la estás haciendo ni puto caso.

Esta semana ha sido una semana de adaptación, probablemente hayas vuelto a tener una especie de rutina pero necesitas tomarte un break. Acuario, tu mente y tu cuerpo están llegando su límite y necesitan un respiro. Este fin de semana es el momento ideal para hacerlo, haz lo que realmente te apetezca (que eso harás, porque por mucho que te digan, acabarás haciendo lo que te de la gana), pero necesitas relajarte y no pensar demasiado, dejar que las cosas fluyan, no rayarte demasiado por las cosas que pasen a tu alrededor. Acuario de verdad, necesitas descansar.

Con la luna en fase menguante seguramente te encuentres algo triste, pero es totalmente normal, intenta despejar tu mente leyendo un libro, viendo alguna serie, saliendo a dar un paseo, siempre con planes tranquilos.

Últimamente estás algo más nervioso/a de lo normal y eso es porque estas esperando que pase algo que debió pasar hace mucho tiempo y no sabes cuando va a ocurrir. Acuario mantén la calma, todo llega, no tengas prisa por las cosas, tú mejor que nadie sabes que la vida te va dando las cosas cuando ella quiere, sabes que la vida tiene un ritmo y que nadie puede elegirle.

Crees muchísimo en el destino, pero es cierto que cuando el destino no está siendo muy bueno contigo tú intentas darle la vuelta a la tortilla. Eso está muy bien Acuario, aprovéchalo y este fin de semana tomate las cosas con esa perspectiva, todo lo que te venga mal, dale la vuelta y encuentra su lado positivo, te aseguramos que te sentirás muy satisfecho/a. Recuerda Acuario, lo mejor es avanzar sin pausa, pero sin prisas…