Leo, esta semana por fin has aterrizado y has empezado a ser consciente de la realidad, por fin ves las cosas tal y como son, te has deshecho de todos esos pajaritos que tenías en la cabeza y por empiezas a ver las cosas con más claridad. El sincerarte contigo mismo/a y, sobre todo, con los demás, ha hecho que te des cuenta de todo lo que te rodeaba. Has cumplido uno de tus objetivos y la verdad que sientes una satisfacción muy grande, por fin puedes decir que sabes perfectamente lo que sientes y, sobre todo, lo que dices ya que últimamente tu boquita era tu peor enemigo.

Este fin de semana vas a intentar tomártelo con más tranquilidad, vas a salir a darlo todo como siempre haces, pero esta vez, vas a andar con cuidado, no vas a dejar de disfrutar del momento, pero no te apetece desfasarte. Has conseguido ese equilibrio de paz que tanto tiempo llevabas esperando y no estás dispuesto/a a arriesgarlo todo por uno noche loca de diversión. No vas a estresarte, vas a dejar que las cosas fluyan, pero también vas a ponerte unos límites que vas a cumplir a raja tabla, sabes que los necesitas para no desequilibrarte.

La temporada de Piscis ha comenzado y esto va a hacer que quieras que todos tus sueños se hagan realidad, aprovecha esta oportunidad para ponerte las pilas. Tienes la ilusión y tienes todo para triunfar, sólo tienes que ponerte a trabajar muy duro y pronto tendrás todo lo que sueñas en tus manos, no pierdas ni un solo segundo y ponte a trabajar desde ya, este finde se te va a presentar una oportunidad única, no la dejes escapar.

Por otro lado, el domingo hay Luna Nueva, es un bueno momento para iniciar cualquier tipo de relación, es una gran oportunidad porque sea cual sea el tipo de relación que inicies va a afectar a todos los aspectos de tu vida, de forma positiva obviamente. Leo, no te reprimas ni te encierres en ti mismo/a, abre tu corazón y deja que te sorprendan, la vida son dos días y te mereces vivirla al máximo.