Ya no quieres correr riesgos, no quieres dejarte llevar, no quieres decir que sí a lo loco, no quieres pasarlo mal. Pero a veces es necesario cambiar tu forma de ver las cosas porque darle tantas vueltas a todo sólo te crea inseguridades y como ya empieces a imaginarte cosas, olvídate. 

Déjate querer un poco más, pero déjate querer por las personas que realmente quieren tu bien y no por idiotas que creen que pueden hacer contigo lo que quieran. Quizás las cosas deberían cambiar y quizás deberías ser tú quien debería empezar a dar lecciones a los demás. Pero si lo piensas en frío, eso solo es perder el tiempo. 

Este finde al menos, no te comas la cabeza por nada, intenta pasar un poco del teléfono y que solo te localicen las personas que tú quieres que te localicen. Que nadie te amargue. Ni tampoco tu mente. Tienes muchas cosas que pensar y quizás alguna decisión que tomar un poco dura, pero todo llega y es posible que ahora no sea el momento de hacerlo. 

Cuando empiece la semana verás las cosas mucho más claras. Puede que veas en una persona algún tipo de actitud que no te gustará nada. Y puede también que por eso, cambie tu visión completamente. A ti si te decepcionan, te decepcionan de verdad. Y costará llegar a lo de antes seguro.