Llévate contigo una parte de tu hogar Libra. Algo muy pero que muy significativo para ti, algo que haga que te sientas como en casa en cualquier sitio. Hazlo Libra, te traerá mucha suerte y de manera indirecta, te dará mucha energía siempre que la necesites.

Siempre te has callado por no pelear. Siempre te has puesto en los zapatos de la otra persona para no herirla con tus palabras. Siempre has mirado por el bien en general, has preguntado e incluso, has llorado en alguna ocasión por el agobio de no saber cómo gestionar todo. No quieres herir a nadie Libra, no quieres que existan y más injusticias, pero ha pasado algo, algo que ha hecho que seas un Libra completamente diferente…

Este fin de semana vas a asistir a tu propio funeral Libra. Sí, esto es de locos, lo sabemos, pero es la pura verdad. Vas a enterrar a un Libra antiguo, comedido, respetuoso y muy emocional.

Vas a enterrar a tu yo más frágil, más empático y mucho más sensible. Así es, suena muy drástico pero es la verdad. Podemos decir con voz alta y muy clara que las circunstancias de la vida han hecho que quieras dar un golpe sobre la mesa y esta vez, no es para hacer ruido. Esta vez Libra, has partido esa mesa imaginaria en dos. El golpe ha sido fuerte, porque el sentimiento de cansancio y de estar hasta las narices de seguir aguantando ya es desorbitadamente enorme. Esta vez, ya no se pude contener más Libra. Es ahora o nunca.

Este fin de semana es obligatorio que salgas de tu cuarto, de tu mente y de ese retiro espiritual constante en que parece que vives, y vas a obligarte a salir, a conversar con tus amigos, a desahogarte de una vez por todas…

Y cuidado con los ataques de sinceridad en los momentos menos oportunos y más explosivos Libra. No te sinceres en medio de una cabreo, porque puede ser que eso sea la chispa de un posible incendio emocional que se acerca por momentos…