Sagitario, la verdad es que después del fin de semana pasado, esta semana no es que esté siendo muy especial. Últimamente te sientes atrapado en una especie de bucle del cual te está resultado muy difícil salir, pero Sagi, hay una buena noticia y es que esa mala racha en la que has estado viviendo últimamente parece que empieza a desvanecerse. Este fin de semana va a ocurrir algo que va a hacer que veas algo de luz, por fin vas a empezar a sentir como poco a poco recuperas toda tu esencia.

Este finde vas a tener mucho contacto con todas aquellas personas a las que quieres con locura, vas a sentir todo su apoyo, por fin sientes que puedes sincerarte contigo mismo/a y con todos los que te rodean y la verdad que lo agradeces. Llevas mucho tiempo reprimiendo tus sentimientos y por fin sientes que puedes expresar y sacar todo lo que tienes dentro. Estos días de atrás has recibido una noticia que ha hecho que vuelvas a recuperar toda esa ilusión que hace tiempo que perdiste.

Por fin empiezas a ver la luz, parece que la suerte vuelve a estar de tu lado, no desaproveches la oportunidad. Eso sí, Sagi, no te ilusiones demasiado que luego te pasa lo que te pasa, en cuanto ves un rayo de luz crees que todo va a salir bien y luego te llevas una decepción, lo mejor que puedes hacer es ir afianzando paso a paso, no te adelantes a los acontecimientos.

La temporada de Piscis no ha hecho nada más que empezar y este finde vas a notar que la sensibilidad se apodera de ti, ten mucho cuidado con llevarte todo lo que te digan a lo personal. Mercurio Retrógrado está haciendo de las suyas, así que, sé un poco más inteligente él, no dejes que se haga con el control de tu vida.

Aprovecha la Luna Nueva del domingo para luchar por ese proyecto que tienes en mente, es el mejor momento para hacerlo, llevas tiempo dándole vueltas y por fin has encontrado la oportunidad perfecta, no dejes que se te escape de las manos. Sagitario, elimina todas esas mañas vibraciones que tienes a tu alrededor porque pronto la vida va a recompensarte y tienes que estar totalmente limpio tanto por dentro como por fuera.