Comienza el fin de semana y dentro de ti hay muchas emociones enfrentadas (para no variar Tauro). A pesar de que por momentos todo parece que está tranquilo y estable, de repente, pasa algo, normalmente ajeno a ti, y tu vida se vuelve a tambalear. Como lo odias Tauro. Pues así estás, viendo cómo otras personas, con sus actos y decisiones parecen agitar tu vida y ponerla patas arriba. Céntrate Tauro, céntrate.

Puede que de nuevo vuelva a faltarte esa seguridad en ti mismo que parece que siempre está ahí, puede que otra vez te entre el miedo, la incertidumbre, la duda con todo. Por un lado hay cosas que no entiendes de los demás, por qué actúan así, por qué parecen decir una cosa pero a la vez hacen otra muy distinta. A ti eso te estresa, te marea, te vuelve un poco loca/o. ¿Tan complicado es ser fiel a tu palabra? Esa pregunta se la harías a más de uno Tauro, pero ahora, créeme, ni ellos sabrían qué contestar.

Intenta buscar a personas que te den lo mismo que tú das. Gente que aporta de alguna manera Tauro, y déjate de toxicidades, de verdad. Si ves que algo no te cuadra no te aferres como haces siempre, porque tarde o temprano saldrá la verdad, eso que tanto intuías. Eres una persona noble pero a veces, te ilusionas demasiado con todo (a pesar de que tratas de ser lo más realista posible) y aunque ves que no, tu cabezonería te impide parar. Este fin de semana hay que poner stop a varios asuntos. Porque a veces, es ahora o nunca. Feliz finde.