Ya no importa lo que pasó Tauro, no importa lo que ocurrió, ni siquiera ya lo que sentiste. Y ¿por qué? Pues porque tienes que evolucionar, tienes que mirar hacia delante si quieres crecer. Poner el foco de una vez en ti y no dudar a cada paso como te ha estado pasando este tiempo atrás. Quizás no te des cuenta todavía pero a tu alrededor hay muchísimas oportunidades. Dentro de muy poco comenzarás a ver las señales Tauro. Porque esto es así, el Universo te enviará señales para que sepas qué dirección debes de tomar en la vida. No pienses que será fácil porque quizás esa señal no te guste una mierda pero será la indicada.

A veces hay que abrir los ojos de golpe ante algo para no seguir metiendo la pata. Este fin de semana parece que tuvieras algunos enfrentamientos contigo mismo acerca de unas limitaciones o restricciones que te están poniendo y que no ves del todo necesarias. Como si de alguna manera supieras que las soluciones que te dan a algunos problemas no son las más adecuadas. Vamos, que no te cuadran por ningún lado. Tu siempre has sido bastante directo en todo Tauro y sentirte así, como dejándote llevar por unas aguas que un día te mueves hacia un lado y otro día hacia el otro lado, no te hace sentir nada cómodo.

Es muy probable que también sanes una herida (porque tu busques la reconciliación) y que te sientas un poco mejor. Al menos hay un acercamiento a algo que te parecía causarte mucho dolor. A veces te da la impresión de que estás cayendo en viejos errores de los que creías haber aprendido. No te frustres si repites algo que ya te prometiste no repetir. Todo pasa por alguna razón. Todo te hará más fuerte.

2020-12-04T14:30:36+02:00