Hay caminos que se giran y se tuercen Virgo, hay lugares donde pierdes el equilibrio, momentos que crees que durarían toda la vida y sin embargo han sido más efímeros de lo que pensabas.

Virgo, no te compliques, no pasa nada. Esos caminos en el fondo no eran para ti. Es fin de semana y hay que despejar esa mente un poco, y como sea. Sal a correr, vaga por ahí, haz algo que hace tiempo estás deseando probar, llama a esas personas que tienes un poco abandonadas y libera tus emociones. Es importante que lo hagas. No es momento para creerte mentiras del resto, no es momento para meterte en juegos absurdos.

Ahora tienes que desaparecer de toda esa mierda que a menudo parece que te persigue. Está bien que te preocupes por los demás, está bien que persigas lo que quieres pero lo mejor que puedes hacer ahora es cambiar el rumbo de todo. Te vas a convertir en una persona diferente a la que eras, porque te apetece mirar por ti y pasarlo bien, y sonreír, y disfrutar de los pequeños placeres de la vida. Probablemente te reencuentres con personas especiales que te harán ver que todo puede ser distinto, que te harán abrir los ojos a nuevos caminos. Aprovéchalo y no digas que no a nada. Distánciate de lo que debas distanciarte. Todo empezará a colocarse en el lugar que debe.