Empieza Julio Escorpio y la verdad es que tienes muchísimas ganas de remontar con todo. Has pasado por momentos bastante críticos estas semanas atrás y es cierto que ahora, estás empezando a mejorar. Trata de centrarte Escorpio, tu inconsciente es muy poderoso y todo se te queda en esa mente tan analítica que tienes. Y aunque no te des cuenta o no sepas el motivo de esa ansiedad o de ese estrés, todo tiene un trasfondo fuerte. Ahora lo más importante eres tú. Vuelve a agarrar las riendas de tu vida y enfócate.

Hemos pasado por un momento un tanto crítico y aún seguimos pasándolo mal pero mirarás hacia delante como sea. Puede que el pasado aún se manifieste de alguna forma, Mercurio retrógrado sigue continúa hasta el día 13 de julio y quizás te traiga algún que otro altibajo emocional, pero no será tan grave como lo que has pasado. Hasta entonces, procura alejarte un poco de todo y mantener tus momentos de soledad. Son súper necesarios, tienes que meditar un poco más y relajar tu alma y tu espíritu. No te das cuenta pero el ritmo que llevabas no era demasiado sano Escorpio. Si no frenas un poco, cualquier día te explota la cabeza así que, dedícate a ti, trabaja si frenarte pero sobre todo, no dejes que las emociones del resto intercedan en las tuyas.

Cerca del día 20 de julio tendrás mucha necesidad de pasar tu tiempo con tu familia, con las personas que de verdad te quieren y se preocupan por ti de corazón. De hecho, muchas de tus prioridades han vuelto a su origen. Siempre has puesto a la familia por encima de todo y ahora, después de todo lo que te ha estado pasando este tiempo atrás, la familia regresa al primer lugar de nuevo.

El 23 de julio comienza la temporada de Leo y con ella, llega un poco de energía extra, de ganas de vivir, de disfrutar con más personas y de socializarte de nuevo. A finales de mes estarás mucho más receptiva/o a tener amor, a que se mantenga, a las segundas oportunidades, a que vuelva a entrar en tu vida. En definitiva, a recibir amor.