Escorpio, durante la mayor parte del mes vas a notarte tranquilo, y muy conectado con los demás, pero sobre todo contigo mismo. Por dentro, te vas a dar tregua para no machacarte por algo que has hecho mal, o por haberte dejado llevar por algunas emociones. Con los demás también estarás benevolente, y disfrutando de lo que os une en vez de cabreado por lo que os separa. Si por ti fuera cambiarías todo lo que no te gusta solo con la fuerza de tu mente y la pasión de tu corazón, pero sabes que eso no puede ser.

Enfoca el mes con la intención de dejarte llevar por las circunstancias, ya que estas serán favorable y no hará falta que tengas que estar con la escopeta cargada todo el tiempo. Déjate querer, déjate seducir, ponte en modo receptivo desde el mismo día 1 porque tras cada encuentro puede esconderse una relación que te haga temblar de arriba abajo.

Si tienes pareja, mejor que no mires mucho alrededor, no vaya a ser que surja las discusiones por celos, esos celos que puede sentir todo el mundo. Y que cuando los sientes tú, los justificas, y cuando los sienten los demás sobre ti, te alteras y te parece que están de fuera de lugar. Reconoce que tú con tanta miradita, a veces mandas señales que no son. Es verdad que no tienes la culpa de tener ese magnetismo, pero si le mantienes mucho la mirada a alguien, sí que cuenta como que “estás pasando un pequeño límite”. Si es que tienes pareja, si estás libre, fulmina a todo el que pase por tu lado. ¡Y a vivir que son dos días!

A mediados de mes, Mercurio favorece las conversaciones para llevar a cabo ese proyecto que quieres, o para organizar un plan, o para solucionar tensiones con alguna persona. Notarás que sabes expresar bien lo que quieres, con las palabras adecuadas, y que no te dejas llevar ni por la impulsividad, ni por el ímpetu desbordado de los sentimientos. Hacerse entender es parte de los triunfos que tienes que conseguir en tus relaciones con algunas personas. Hazte entender, no te impongas ni quieras dominar por la fuerza, Escorpio. Y además, sin dejar de ser tú, porque parece que si no te impones, no eres tú. Sabes que no es así, sabes que tú puedes razonar y hasta bajar mucho el tono de voz, y conseguir todo lo que quieres, cuando quieres y con quien quieres.

Cuando el Sol entre en Aries el 20, te vas a notar creativo, sobre todo buscando soluciones y encontrándolas, allí donde los demás andan bien perdidos. En tus relaciones, te van a salir las ganas en forma de una energía intensa, duplicada, multiplicada, desaforada… muy muy difícil de controlar. En tus manos estará canalizarla para conseguir a esa persona, o estropearlo todo por haber sido muy lanzado. Con tu estoicismo, sabrá asumir el triunfo o el fracaso, aunque tú no te rindes fácil y ante la más mínima señal de que sigas adelante, lo harás.

En lo único que sí debes tener mucho cuidado es en no lanzarte a por nadie solo por asumir el reto o si te han desafiado. Tampoco promuevas relaciones, por más ardiente o sensual que estés, con alguien que tampoco te convence para nada serio y si no estás completamente seguro de lo que quieres. Porque cuando hayas avanzado, a ver cómo vuelves hacia atrás, ¿piensa esfumarte por el aire? No hay que jugar con nadie, ni competir para ver quien gana, y sobre todo, tener mucho cuidado con los desafíos que parte de la valentía y el descaro, y de esas veces que uno se siente tan bien y tan arriba que no piensa en nada más.

En el trabajo, querrás cumplir pero sobre todo querrás ver objetivos cumplidos y la compensación a todo el esfuerzo, en dinero, en tiempo libre o hasta con una palmadita en la espalda. Que a veces no viene nada mal el agradecimiento, y a ti personalmente te fastidia bastante que tus superiores no se esfuercen con eso ni un poco.

En los momentos en los que te vas muy cambiante a nivel emocional, o poco coherente con lo que sientes y quieres, permítete un respiro, mira hacia dentro, párate, reflexiona, traza una estrategia si tienes un asunto importante ente manos, o bien retírate a tu guarida hasta que te veas con fuerza para ir de nuevo a por todas.

A finales de mes, sentirás placer por algunos logros conseguidos pero con el regusto de haber sufrido un poquito para conseguirlos. Aprovecha la Luna Llena en Libra del 28 para disfrutarlos. Ganar a pesar de las dificultades tiene más mérito que cuando todo va rodado Y cuando esos logros tienen que ver con el corazón, no dirás que el gustazo no es mayor, claro que sí. Como contrapartida, dejar que algunas relaciones del pasado se queden allí mismo, será esa prueba que estabas necesitando para saber que por fin has pasado página de verdad. Y tú sin lastre, ¡miedo darás de adónde puedes llegar!

2021-02-26T17:20:52+02:00