Del 3 al 9 de agosto de 2020

A pesar de que tienes muchísima fuerza Escorpio, estás agotada/o mentalmente. Tienes muchísimas cosas en las que pensar y si no te das tiempo para ti misma/o tu cabeza explotará el día que menos te lo esperes. Y sabes que cuando llegas a ese punto Escorpio, eres capaz hasta de enfermar. Te cargas con muchísimo trabajo pero ya es hora de priorizar. Sí, piensa bien qué es lo que te hace feliz, piensa bien qué es lo que te mereces Escorpio. Has gastado mucho de tu tiempo en cosas que realmente no te estaban dando ninguna felicidad y sin embargo, estabas dejando a un lado y ni siquiera te dabas cuenta de los pequeños detalles.

Esta semana tienes que meditar un poco todo y no esperar a que las cosas pasen Escorpio. No puedes esperar a que sean los demás los que terminen decidiendo tu futuro. Y es que se vive mejor sin esperar nada de nadie, nada de nada, solo de ti. Pues eso Escorpio, la lección ya está más que aprendida, lo que pasa es que tú, al final, pues te vuelves a confiar y lo peor es que vuelves a dar el 100% de ti, a pesar de las decepciones sufridas.

Está bien, y será complicado que cambies porque pare ti, la vida es mejor vivirla así, intensamente, sin tener de medir tu actitud, sin tener que cortarte por algo, o dejando de ser tú. Deja de obsesionarte por lo complicado, en realidad, tú eres muy así, las cosas como son, pero de verdad que sabes que no te trae nada bueno, céntrate en ti y en tus proyectos, en tus metas, ahora más que nunca necesitas explotar tus talentos Escorpio. No dejes que después sea tarde por favor.