Bienvenido a abril, Géminis. Este mes va a estar lleno de lecciones para ti, de cosas que vas a tener que aprender para hacerte más fuerte y seguir creciendo y madurando como el que más. Ahora toca empezar a priorizar todo lo que puedas y más. Eres una persona que quiere estar en mil sitios a la vez, rodeado de mil personas distintas y haciendo mil cosas diferentes. Y no se puede, Géminis, y mucho menos ahora. Este mes vas a empezar a replantearte muchísimas cosas. Si realmente estás en el lugar correcto con la persona correcta. Te darás cuenta de que tienes que tomar una decisión antes de que sea demasiado tarde. Antes de que pierdas más tiempo del que ya has perdido.

Mercurio, tu planeta regente, entra en Aries este día 3. A partir de ahora vas a expresarte de manera directa, clara y concisa. Y a quién no le guste, que se tape los oídos. Es lo que hay. Te has cansado de guardarte todo lo que te molesta para no herir los sentimientos de los demás. Llevas mucho tiempo tragando y haciendo como que te crees las excusas de una persona. Vamos a ver, ¿se creen que a ti te van a engañar? Pues no. Este mes no vas a callarte y cada vez que esa persona te ponga una excusa diferente, vas a decirle las cositas a la cara. Y punto. Es lo que hay.

Aunque es cierto que quizás tienes que tener cuidado. No con esa persona en concreto, sino con otra. Hay veces que eres tan sincero y directo que no te das cuenta de que hay personas más introvertidas que tú a las que les puede molestar un poco tanta fuerza en las palabras. Este mes intenta darle espacio a esas personas que sientes que son un poco más reservadas que tú. También tienes tu corazón y aunque no tengas pelos en la lengua, no quieres hacer daño a personas que nunca te han hecho daño a ti.

En tus relaciones va a haber muchísimos cambios, Géminis, y tu intuición lo sabe. Con la Luna Nueva en Aries del 12, abrirás los ojos y te darás cuenta de que es hora de tomar las riendas de la relación y de soltar todo lo que te ha estado haciendo tanto daño. Vas a tomar una decisión gracias a tus amigos y amigas y a sus consejos. Mira que tú siempre haces lo que te da la gana, pero en este aspecto, necesitas un pequeño empujón. Necesitas sentir que hagas lo que hagas, vas a tener su apoyo y que nunca te vas a quedar solo. Aprovecha durante esos días para rodearte de tus amigos y de proponer hacer más planes distintos.

Una persona que formó parte de tu pasado pero que la relación se deshizo sin motivo aparente, vuelve para darte una lección, Géminis. Esa persona va a abrirte los ojos y a enseñarte algo que puede cambiar la forma en la que te ves a ti mismo y la forma en la que inviertes tu tiempo. Este mes tendrás muchísimas ganas de salir, de divertirte, de dejar de pasar tanto tiempo encerrado en tu casa. Te apetecerá mucho ir a lugares desconocidos e incluso de viajar. Aunque todavía no se puedan hacer planes a largo plazo, intenta buscar una pequeña vía de escape. Prepara una pequeña escapada o algo que te ayuda a salir de la rutina.

Géminis, muchas veces vemos que todo está bien pero en cuanto nos ponemos a indagar un poquito, nos damos cuenta de que hay más m*erda de la que pensábamos. Pues con la Luna Llena rosa en Escorpio del día 26 vas a darte cuenta de que tu vida tiene mucho más polvo de lo que pensabas y que le toca hacer un poquito de limpieza. No pasa nada, Géminis, a todo el mundo le pasa. Es importante que, durante la Luna Llena, aunque veas cosas de ti que no te gusten, no te autosabotees. Aprovecha su energía para aclarar la mente y tomar las decisiones que tengas que tomar.

Es el mes perfecto para empezar a cuidar y a cultivar tu cuerpo. No hagas dietas locas ni te sometas a cosas que sabes que no van a ser buenas para ti solo por tener el cuerpo perfecto. Pero sí que tienes que empezar a comer súper sano, a eliminar los excesos y a hacer todo el ejercicio que te haga falta. No te obsesiones con ello, pero es hora de ponerse en forma. Poco a poco y siendo paciente verás esos resultados que siempre has querido. A tope, Géminis, tú siempre puedes con todo.