Ya es agosto, parece mentira Géminis, últimamente parece que el tiempo vuela, que la vida se pasa… Estás en un momento de tu vida en el que le estás dando vueltas a muchas de las cosas que te están sucediendo, desde el trabajo, los estudios, el rumbo de tu vida hasta el amor y tus relaciones. Es verdad que no sabes lo que quieres al 100×100 pero al final, esto también es algo que te acompaña casi de por vida así que, ya estás acostumbrado a dudar de absolutamente todo. El punto es que ahora, las decisiones que tomes pueden llevarte a caminos totalmente distintos. Es ir hacia un lado o ir hacia el otro y créeme que cada camino es muy distinto al otro. 

A pesar de que eres una persona súper curiosa y motivada, dar algunos pasos te está costando mucho. Sientes lo que sientes pero a veces tratas de sentir otra cosa, tratas de obligarte a cambiar el rumbo de tus emociones porque en el fondo estás cómodo como estás. Pero créeme que eso en ti no puede durar mucho. Tú no puedes quedarte en ningún sitio donde no se te entiende, o donde no te encuentras del todo Géminis. Quieres ser feliz, necesitas ser feliz y es tu decisión así que tarde o temprano romperás con algo que sabes que te tienes presa/o de alguna manera. 

La Luna Llena de Acuario del día 12 te afectará especialmente. Andarás más rebelde que nunca, y puede incluso que haya más de una conversación incómoda con alguien. Pero es que tú si no hablas las cosas, revientas, y lo peor de todo: dejas de ser feliz. 

Este mes vas a darte cuenta de que cada acción tiene su reacción. Y decisiones que tomaste en un pasado cuando no deberías de haberlas tomado empiezan a tener repercusión en tu vida. No curaste las heridas como deberías de haberlo hecho y ahora todo empieza a supurar más de la cuenta. Géminis, si estás en un sitio donde no quieres estar o con una persona que no te llena al 100%, hay que empezar a hacer cambios. Pero de verdad. Nada de plantearlos y no pasar a la acción.

Hay un tema de salud que llevas teniendo pendiente mucho tiempo y entre unas cosas y otras siempre dejas para más adelante. Vas echando cosas y más cosas encima y al final la bola va a hacerse más grande, Géminis. Te crees que tú solo eres capaz de resolver tus movidas, pero no es así. Y es que todo esto va a hacer que al final todo sea peor, por una tontería que no solucionaste en su momento. Este mes no lo dejes para más adelante. Ya verás que bien te viene pedir cita con ese especialista…

Va a ser un mes de algún de otro altibajo, Géminis, pero todo será para poder encontrar esa estabilidad que tanta falta te hace. Feliz agosto.