Este mes es perfecto para que te replantees tus emociones y tus sentimientos por alguien. Si de verdad apuestas y sigues hacia delante con los planes que tienes en tu cabeza o si lo mejor es dar media vuelta y empezar de cero con otra cosa. Es un mes en el que la energía de Venus incide notablemente en tu signo y la verdad es que estarás más cariñosa/o y más abierta/o a seguir adelante pero también es cierto que los retrógrados (Júpiter, Saturno, Neptuno y Plutón) que se mantendrán durante todo el mes pueden poner en jaque algunas emociones y hacer que dudes y que replantees las cosas más de la cuenta. Puede que tengas algunos malos entendidos antes del día 13 de julio. Intenta ser comprensiva/o y no ponerte siempre en lo peor.

El día 5 de julio hay eclipse lunar penumbral en Capricornio y es posible que de alguna manera, te haga abrir los ojos ante una situación que estabas esquivando últimamente. La Luna Llena y el eclipse te harán ver las cosas con mucha más claridad y hasta es posible que te sientas un poco “estúpido” por haber confiado en cosas que no merecían la pena. Aunque siendo como eres, al final terminarás por no darle más vueltas a nada. Lo que tenga que ser será y no tratarás de cambiarlo todo como hacías hasta ahora Géminis.

El 13 de julio termina Mercurio retrógrado así que notarás como todo comienza a fluir mucho mejor, y sobre todo, los temas relacionados con la comunicación. Donde antes te era casi imposible llegar a entendimientos, ahora se llega. Aprovecha este movimiento para tratar de acercarte a personas de las que te habías alejado Géminis. Es importante que des el primer paso.

Cerca del día 20 de julio tendrás un momento de soledad importante. Te apetece pensar hacia donde enfocarás tu camino, y si hay que romper con viejos hábitos y rutinas que realmente tampoco te están haciendo demasiado bien en nada. Con la temporada de Leo a partir del día 23 de julio, tu brillo se eleva Géminis. Aprovecha esta temporada para llenarte de ese amor propio que a veces te falta. Puede que el mundo sea un completo desastre sí, puede que todo esté “patas arriba” pero tu sigues brillando y quieres estar bien. Y harás lo que esté en tu mano para acercarte de nuevo a quien alimenta tu desarrollo, el físico y el espiritual. Feliz Julio Géminis.